07 de mayo de 2010
07.05.2010

Costas no quiere coches



Un pescador considera injusto que le impusieran una multa por aparcar junto a un acantilado: «Lo hice así toda la vida»

07.05.2010 | 02:00
Álvaro Fernández, con su coche, ayer, próximo a un acantilado de Verdicio.

Verdicio, Illán GARCÍA

Una multa de 60,10 euros por aparcar junto a un acantilado en Verdicio ha encendido los ánimos de los pescadores que capturan en las rocas de la zona. «Llegó el Seprona y me dijo que estaba prohibido aparcar aquí, que si conocía la ley de Costas... cómo no se va poder estacionar si lo llevamos haciendo toda la vida para ir a pescar», aseguró Álvaro Fernández, vecino de Verdicio y multado recientemente por «infringir la ley de Costas». Lo que más molesta a Fernández es que la pradera donde suele estacionar su coche para ir a pescar muiles de roca y xargos, principalmente, es propiedad de un familiar «que tiene regularizado el terreno para poder aparcar». Según Álvarez, durante el verano, el prado en cuestión es uno de los principales aparcamientos de los bañistas del arenal de Verdicio.

«Y si me multaron porque no se puede aparcar, al menos, que lo señalicen», indicó el pescador gozoniego. Según Álvarez, la ley de Costas indica que se puede estacionar un vehículo, como mínimo, a más de seis metros de los acantilados, cosa que, según su testimonio, cumplió a rajatabla. «Situaciones como estas no se pueden consentir de ninguna de las maneras, llevo toda la vida pescando aquí y nunca hubo ningún tipo de problema y ahora tengo que pagar 60,10 euros», se quejó el pescador multado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine