18 de mayo de 2010
18.05.2010
 

Todos los trabajadores de mantenimiento de los centros deportivos secundan la huelga

El paro, que durará hasta mañana, no obliga a cerrar los complejos l Los empleados pitan a Varela en la calle

18.05.2010 | 02:00
Pilar Varela, de espaldas y, al fondo, los trabajadores de mantenimiento de los centros deportivos, ayer, en El Parche.

Teresa CEMBRANOS

Todos los ex trabajadores de la empresa Elecnor que realizan labores de mantenimiento en los centros deportivos municipales secundaron ayer la huelga convocada por UGT y que durará hasta el miércoles. Y es que los 22 empleados serán despedidos el próximo 30 de junio, un día antes de que entre en funcionamiento la nueva empresa municipal de servicios y en la que no estarán subrogados.


La huelga, sin embargo, no ha obligado a cerrar los equipamientos deportivos: «Todo ha transcurrido con total normalidad. Algunas tareas de mantenimiento se han quedado sin hacer porque no han acudido a trabajar, pero eso no ha afectado tanto como para que haya que cerrar las instalaciones», apuntó el concejal de Personal del Ayuntamiento de Avilés, Teófilo Rodríguez.


Los huelguistas iniciaron su jornada de paro en el polideportivo del Quirinal y luego bajaron al Ayuntamiento, donde protagonizaron una sonora pitada contra la alcaldesa, Pilar Varela. «Queremos que dé la cara y no se esconda en mentiras», aseguró ayer María José Martínez, delegada de personal y del comité de huelga de los trabajadores municipales en la Fundación Municipal Deportiva. Los trabajadores criticaron, además, el fuerte dispositivo policial desplegado para que no hubiese ningún percance. Los agentes estuvieron apostados desde la madrugada en los polideportivos del Quirinal, La Magdalena y Los Canapés, según denunció Amado González, secretario comarcal de UGT. «Fue excesivo. Sólo somos 22 trabajadores y no se necesitaba tanto control», defendió Martínez. La delegada de personal lamentó, además, que sus compañeros de la Fundación Municipal Deportiva no les apoyen en sus reivindicaciones.


Teófilo Rodríguez, no obstante, considera que los empleados no tienen razón y que el despido «está justificado». «A ellos se les comunicó que la subrogación en el Ayuntamiento era temporal, hasta que el gobierno decidiera qué iba a hacer con esos puestos. En diciembre ya les dijimos que se iba a constituir una empresa municipal y que la contratación se realizaría a través de un proceso de selección», argumentó el edil socialista. El plazo para presentar las solicitudes para entrar en esa empresa concluyó ayer y el Ayuntamiento recibió unas 300 peticiones, según comentó Rodríguez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook