09 de octubre de 2011
09.10.2011

Un avilesino de 35 años busca un donante compatible de células madre para vivir

La familia de Hugo Pérez Santos, enfermo de leucemia, organiza el día 16 pruebas a voluntarios para tratar de encontrar al «gemelo genético»

09.10.2011 | 02:00

E. CAMPO

Vivir. Es lo único que pide el avilesino Hugo Pérez Santos, de 35 años, que consume sus horas en un hospital alemán a la espera de un donante compatible que le permita vencer a la leucemia mieloide aguda que de la noche a la mañana ha puesto sus esperanzas de futuro contra las cuerdas. Le falta salud, pero le sobran amigos. Ellos son los que han puesto en marcha una búsqueda contra reloj para arrancarle de las garras de la muerte. El próximo domingo, en el polideportivo del Quirinal, la asociación Registro Alemán de Donantes de Médula Ósea (DKMS) realizará la primera campaña de registro en España para buscar al «gemelo genético» que salve a Hugo Pérez. Será de doce a cuatro. «Él está muy esperanzado con la campaña», cuenta Cristina Fernández, organizadora de la búsqueda.


A Álvaro Pérez, padre del paciente, las palabras le salen teñidas de emoción cuando cuenta la historia que empezó «un mal día» de verano de hace tres años, el día en que a su hijo Hugo le diagnosticaron leucemia mientras estaba trabajando en Irlanda. Comenzaba el peregrinaje por los centros sanitarios. Primero en Asturias, con quimioterapia y un transplante autólogo (él mismo era el donante) que no resultó. La enfermedad siguió progresando, y en la búsqueda desesperada de soluciones, la asociación alemana DKMS les dio la esperanza que ya les habían retirado en España. Esta semana recibirá un transplante de células madre de su hermano, compatible sólo en un 50 por ciento, para estabilizar su estado, pero necesita de forma irremediable un donante totalmente compatible. «Pedimos que la gente se haga donante, no sólo por Hugo, sino para todo el que lo necesite».


«No hay que tener miedo a ser donante», animó ayer Katja Moll, miembro de DKMS, quien explicó que en España hay muy pocos, muchos menos que en Alemania, y que las características físicas son distintas, por eso es más fácil encontrar un donante compatible para Hugo en su propio entorno. Para ser donante de células madre sólo es necesario tener entre 18 y 55 años y estar sano. Existen dos posibilidades de donación, que dependen de cada caso: extracción de sangre periférica y médula ósea de la cadera: en ningún caso tienen efectos secundarios. La presentación de la campaña, ayer, contó con el apoyo del presidente de la Cámara de Comercio, Francisco Menéndez, muy próximo a la familia de Hugo, y con el concejal Pedro García.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído