18 de febrero de 2012
18.02.2012
40 Años
40 Años
 

Los vecinos se quejan del lento ritmo de las obras de saneamiento en Pillarno y Quiloño

El edil de Medio Ambiente asegura que el Principado aceptó las alegaciones y el colector de Las Bárzanas irá por la margen derecha de la carretera

18.02.2012 | 01:00
Obras en la zona de El Llordal para tapar las zanjas de uno de los ramales ya ejecutados.

San Miguel de Quiloño,


Inés MONTES


Los vecinos de las parroquias de Pillarno y Quiloño están irritados por la lentitud en la ejecución de las obras de saneamiento que acomete el Principado. Los afectados sostiene que los ramales ya ejecutados no pueden utilizarse «pues las obras del colector general, el más importante dado que es al que se conectan todos los ramales, no han comenzado todavía». El concejal de Medio Ambiente de Castrillón, Alfredo Montes (IU), y vecino de la zona, también criticó el «tijeretazo» a las obras. «En El Llordal hay dos operarios realizando remates, en el resto de las zonas no se está trabajando», afirma.


Los afectados achacan la casi paralización de las obras del saneamiento a problemas políticos y no técnicos. «El levantamiento de actas previas a la ocupación de los terrenos ya las firmamos hace meses, ahora el Principado sólo tiene que abonarnos el dinero que nos corresponde y poner en marcha las obras del colector general, que son las más importantes», explican los residentes.


«En el marco de todos estos problemas hemos tenido una buena noticia y es que el Principado ha aceptado las alegaciones que presentaron los vecinos para modificar el trazado del colector de Las Bárzanas, que finalmente transcurrirá por la margen derecha de la carretera de Las Bárzanas a Piedras Blancas», indicó el concejal de Medio Ambiente y Participación Ciudadana.


Alfredo Montes reclama también al Principado que redacte el proyecto de los colectores complementarios de La Ramera, Llodares y los que han quedado pendiente en San Miguel de Quiloño. «En el tramo de El Llordal queda pendiente también la conexión a la red de saneamiento de cinco viviendas de la zona que ya debería estar hecho», indica el edil.


La Junta de Saneamiento del Principado adjudicó el proyecto de saneamiento de Pillarno y Quiloño, el único pendiente en Castrillón, en junio de 2010 cuando estaban al frente del Gobierno regional el PSOE e IU. Las obras se adjudicaron a la unión temporal de empresas (UTE) Corsán Covián Construcciones, S. A. y Sánchez Lago, S. L. por un importe de 4.361.411 euros y un plazo de ejecución de 18 meses, un plazo que ya se ha superado. El 70 por ciento del coste lo financia el Principado a través del programa Feder y el resto el Ministerio de Medio Ambiente.


El pasado mes de noviembre el Gobierno regional de Foro Asturias anunció un «tijeretazo» a los saneamientos que para las obras de Castrillón asciende a 3,6 millones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine