15 de mayo de 2012
15.05.2012
40 Años
40 Años

Los propietarios de las naves de Balsera realizan obras para asegurar la fachada

Los trabajos incluyen el desmontaje de los elementos en voladizo

14.03.2012 | 01:00
Andamios en la fachada de las naves de Balsera.

T. CEMBRANOS

Los propietarios de las naves de Balsera presentaron en el Ayuntamiento de Avilés un proyecto «mínimo» de intervención con el fin de asegurar la fachada del inmueble y desmontar los elementos en vuelo para su conservación. «El objetivo es que no se pierdan elementos importantes de la fachada ya que el edificio está catalogado. Una vez se rehabilite de forma integral la fachada, esos objetos se volverán a colocar en su sitio», explicó ayer Luis Ramón Fernández Huerga, concejal de Licencias de Avilés.


No obstante, la medida que adopta ahora la propiedad del inmueble aún no es suficiente para los responsables municipales, que exigen la rehabilitación integral de la propia fachada. Por el momento, sólo tiene licencia para una intervención mínima, aunque Fernández Huerga confía en que también la soliciten para la reforma íntegra.


«Si finalmente no lo hacen, pediremos la ejecución subsidiaria», comentó el edil socialista. Para ello, el Gobierno local ha ordenado a la Tesorería del Principado que recaude el importe de la actuación, que se estima ascienda a unos 40.000 euros, para, a continuación, iniciar la obra. «El propietario tendría que presentar un proyecto de rehabilitación de forma inmediata», puntualizó el concejal socialista. La recomendación de los servicios técnicos de iniciar los trámites para la ejecución subsidiaria tiene fecha del 25 de octubre del año pasado, tras los retrasos en la restauración de elementos que corrían peligro de desprendimiento.


El mal estado de las naves de Balsera ha sido una denuncia constante del PP. Carmen Vega aseguró hace unos días que su agrupación es partidaria de la adquisición de las naves por parte del Ayuntamiento «pero estamos en un momento de crisis y habrá que dejarlo para más adelante». «Sin embargo el Ayuntamiento sí tiene que garantizar su mantenimiento, ya que es arquitectura protegida y de gran interés», puntualizó. El Ayuntamiento aprobó en enero de 2003 -a petición de los propietarios- modificar la catalogación de las naves para permitir modificaciones en su estructura y levantaran la altura de una construcción aneja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook