25 de junio de 2012
25.06.2012

Una trampa al final de la escalera

Los vecinos de Cabruñana reclaman el arreglo de un enorme agujero a la entrada del parque en el que ya cayeron varias personas

26.04.2012 | 02:00
El agujero, al final de las escaleras de acceso al parque de Cabruñana.

M. PÉREZ

«Cualquier día va a pasar una desgracia. Si cae ahí una persona mayor no lo cuenta». Los vecinos del entorno del parque de Cabruñana están preocupados por su seguridad. La culpa la tiene un agujero de tamaño considerable en la parte final de las escaleras que comunican el parque con la calle Cabruñana, una de las entradas al parque. Según denuncian los vecinos ya son dos las personas que han caído en esta trampa urbana. «Porque eran chicos jóvenes con buenos reflejos, pero una persona mayor no sale de ahí, queda en el sitio», asegura un vecino de la zona. El agujero tiene un tamaño aproximado de un metro de diámetro y unos 80 centímetros de profundidad.


Los vecinos explican que es muy fácil no percatarse de este hundimiento de la parte final de la escalera al ir caminando. «Con el agua todo se fue desgastando y se fue hundiendo más el terreno y, además, está al final de la escalera. Es muy fácil caer en la trampa, porque si vas un poco despistado o es de noche y hay poca luz no lo ves», comenta un usuario de esta entrada al parque de Cabruñana.


Los vecinos reclaman al Ayuntamiento de Avilés que repare de inmediato este problema. «Es muy urgente, si no lo reparan pronto tendremos que lamentar una desgracia», aseguran los vecinos.


Además, este no es el único defecto de seguridad que afecta a la misma zona. Un registro de alcantarilla sin tapa a unos metros del agujero en la escalera ha provocado también la indignación de los vecinos. «Esto da buena cuenta del estado de abandono de esta zona. No miran para nosotros», se queja una vecina del entorno del parque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine