19 de septiembre de 2012
19.09.2012
La Nueva España
La entidad comarcal se tambalea

La disolución de la mancomunidad «será larga y costosa», avisa el edil delegado

Fidalgo advierte de que «hay que tener en cuenta la deuda que mantiene Gozón con el ente, y más tarde, las indemnizaciones a los trabajadores»

19.09.2012 | 02:00
César Fidalgo.

Luanco,


Illán GARCÍA


El concejal delegado de la Mancomunidad del cabo Peñas, César Fidalgo, advirtió ayer de que la disolución del ente supramunicipal que quieren aplicar el PP y Foro Asturias de Gozón «será un proceso largo y difícil». «No se puede tomar un acuerdo y de la noche a la mañana aplicarlo», añadió el también concejal de Izquierda Unida de Gozón.


Fidalgo es partidario de no echar más leña al fuego de la Mancomunidad por los vaivenes que está provocando en los trabajadores del órgano comarcal, que se sienten indefensos ante su futuro inmediato. «Lo primero que hay que tener en cuenta es la deuda que ya de por sí mantiene el Ayuntamiento de Gozón con la Mancomunidad del Cabo Peñas», explicó el concejal delegado, que añadió además que el proceso de disolución se aventura «conflictivo» a la hora de abonar las correspondientes indemnizaciones a los trabajadores, si salen adelante los planes de los foristas y populares gozoniegos. Los votos del PP y Foro servirán para aprobar la disolución del ente tanto en el Consistorio como en el seno del organismo que aglutina a Gozón y Carreño. «El asunto no sólo se centrará en el debate en el Pleno del Ayuntamiento de Gozón y en la junta de la Mancomunidad del Cabo Peñas», advirtió el concejal delegado.


«La disolución va a conllevar también problemas económicos, no por tomar el acuerdo de finiquitar la Mancomunidad se cierra el problema; es más se abre el melón», señaló el concejal delegado de la Mancomunidad de Peñas.


Uno de los asuntos que puede generar algún que otro rifirrafe político, advirtió Fidalgo, será la idea de que tanto Carreño como Gozón sigan compartiendo la piscina mancomunada de Antromero. «A finales de año vence el contrato con la actual adjudicataria y habrá que negociar su mantenimiento o no; por otro lado, la Mancomunidad mantiene deudas con la empresa desde el pasado mes de enero; si se cambia no sé qué empresa va a venir sabiendo que hay dificultades para cobrar», señaló el concejal delegado del ente supramunicipal. Para Fidalgo, esta decisión de los populares gozoniegos de disolver a toda costa el organismo comarcal que Gozón comparte con Carreño desde los años noventa «demuestra que el PP está sin rumbo».


En las próximas semanas, el alcalde, Salvador Fernández, convocará una junta de portavoces, previa al Pleno, para debatir el futuro de la Mancomunidad, un asunto que va a generar polémica debido a las tensiones notables existentes entre los grupos políticos de la izquierda local y las derechas sobre el mantenimiento de la Mancomunidad del Cabo Peñas. Una vez se apruebe este asunto, la polémica se desplazará a la Corporación del Ayuntamiento de Carreño, que prefiere mantener el ente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído