14 de octubre de 2012
14.10.2012

Catálogo de flora y fauna

14.10.2012 | 06:20

Declaración


La ensenada de Llodero y la charca de Zeluán fue declarada monumento natural en 2002. Actualmente la práctica totalidad de las tareas de protección de este espacio las realiza Mavea con permisos del Gobierno regional cuando son necesarios.


Actividades


El grupo ornitológico realiza con frecuencia jornadas de avistamiento de aves, abiertas al público en general. En el monumento natural existen dos observatorios.


Aves


En el monumento natural, a caballo entre los concejos de Avilés y Gozón, es fácil avistar al correlimos común, sobre todo en la época de la migración prenupcial. También es destacable la presencia regular de la aguja colipinta.


Protección


Algunas especies que gozan de distintos tipos de protección y que también se pueden observar en la ensenada de Llodero y la charca de Zeluán son: el archibebe común, el archibebe claro, el andarríos bastardo, el chorlito gris, el chorlitejo grande, el charrán patinegro, el charrán común, el zarapito trinador, la aguja colinegra o los correlimos tridáctilo, gordo, zarapitín o menudo. En la ría de Avilés se registra así un alto número de gaviotas al tratarse de un puerto pesquero y cormoranes, tanto lavanco como moñudo.


Plantas


En el monumento natural habitan cuatro especies vegetales ligadas al hábitat marítimo protegidas de acuerdo a la legislación en vigor. Estas son: la sosa de salinas, el nardo marítimo, la espiguilla de mar y la acelga salada. Pese a todo, la evolución de las plantas ha sido negativa en esta última década. «El deterioro continuo de los hábitats por la acción humana año tras año repercute en las especies vegetales que viven en ellos y de forma muy preocupante en las especies más vulnerables y que deberían tener un plan de conservación», aseguran los miembros de Mavea, que cada cierto tiempo realizan tareas de limpieza de «plantas invasoras». «El único aspecto positivo es que varios ejemplares de acelga salada y sosa de salinas han colonizado las escolleras de la carretera, pero están fuera de los límites del monumento», dicen.


Peligros


Para los integrantes de Mavea, el crecimiento del puerto y las zonas industriales supone un peligro para la conservación del monumento natural al igual que lo es, a su juicio, la reducción de los límites originales y la pérdida de lodos.


Propuestas


Mavea ha propuesto, entre otras cosas, recuperar las marismas de Llodero (Maqua). Para esto ya se ha constituido una plataforma integrada por 24 colectivos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído