13 de diciembre de 2016
13.12.2016
CASTRILLÓN

Otro robo de un coche, esta vez aparcado en Salinas, dispara la alarma vecinal

El vehículo fue localizado horas después en Oviedo, y el sustraído el 27 de noviembre en San Martín de Laspra acabó abandonado en Benavente

13.12.2016 | 03:23

El repunte de robos de coches en el concejo ha vuelto a disparar la alarma ciudadana, mientras miembros de los cuerpos de seguridad del Estado investigan los sucesos. El domingo fue robado un coche de Salinas que apareció ayer, lunes, en Oviedo. Asimismo, el vehículo robado en la madrugada del pasado 27 de noviembre en San Martín de Laspra fue localizado en Benavente (Zamora). El coche estaba aparcado en el patio cercado de una vivienda de San Martín de Laspra. El robado el domingo estaba estacionado en una calle de Salinas. En ambos casos se trata de vehículos de gama media. Los agentes siguen diferentes líneas de investigación para dar con los ladrones, que suelen abandonar los coches cuando terminan el carburante del depósito.

La Guardia Civil investiga también los robos ocurridos en la madrugada del 28 de noviembre en Salinas y San Juan de Nieva. En Salinas, además de los destrozos causados, los cacos se llevaron 300 euros del restaurante Real Balneario. Media hora después sonó la alarma del bar de la playa de San Juan de Nieva. Los ladrones huyeron sin llevarse nada, pero antes rompieron una puerta por la que intentaron entrar al local. Era la cuarta vez desde agosto que los ladrones se cebaban en el bar de San Juan. En el caso del restaurante de Salinas, era el segundo robo en los últimos meses.

Alcoholemias

La Policía Local de Castrillón, por otra parte, ha detenido este año a 21 conductores por superar la tasa de alcoholemia permitida. El mismo número de detenidos registrados en 2014. El año pasado descendió el número y se contabilizaron 8 detenidos en las carreteras del concejo.

El último detenido este año fue el domingo poco después de las once y media de la noche en las proximidades de la plaza de Europa de Piedras Blancas. Las pruebas realizadas por los agentes al hombre arrojaron unos resultados de 0,79 y 0,83 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

La patrulla de la Policía Local detuvo al conductor, que pasó a disposición judicial, e inmovilizó el vehículo. El jueves fue detenido otro conductor por las mismas causas en Salinas. El Código Penal prevé penas de prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, además de la retirada del carné de conducir por un tiempo que puede variar entre uno y cuatro años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook