15 de febrero de 2017
15.02.2017

El proyectil de la Guerra Civil hallado en la ría del Nalón carecía de carga explosiva

La pieza de artillería encontrada por unos pescadores a media milla al norte de la escollera de La Arena carecía de espoleta

15.02.2017 | 03:15
Agentes de la Guardia Civil, pescadores y representantes de la Armada, el pasado domingo, en San Juan de la Arena.

El proyectil de artillería de la Guerra Civil hallado hace unos días en la desembocadura del río Nalón por unos pescadores de San Juan de la Arena estaba sin carga explosiva supuestamente por el tiempo transcurrido desde su lanzamiento, según un representante de la Armada Española en Asturias. "No se puede precisar con exactitud que se trate de un proyectil utilizado en la Guerra Civil, pero por el lugar donde fue encontrado es fácil adivinar que es así", explicó. La desembocadura del Nalón que divide los concejos de Muros y Soto, y más concretamente las localidades de San Esteban y La Arena, fue testigo de la contienda española. Había enclaves enfrentados en Ranón y en el Espíritu Santo.

El artefacto fue hallado por Francisco Iglesias y José Ramón Regueiro, del "Nuevo Josep", a aproximadamente media milla al norte de la escollera de San Juan de la Arena. "Esta ubicación se corresponde con la línea de tiro de las dos batería que había en la Guerra Civil en este territorio", precisó.

El artefacto fue trasladado en un contenedor especial al regimiento de Infantería "Príncipe" del acuartelamiento de Cabo Noval". La pieza, de 149,1 milímetros, carecía de espoleta. Una vez en Cabo Noval se fijó el protocolo de detonación utilizado en estos casos. Finalmente, el proyectil estaba descargado.

Cuando un artefacto de estas características aparece en un término marítimo es la Armada la que tiene competencia para desactivarlo. Si sucede en tierra son los Tedax de la Guardia Civil los expertos que se encargan de esta labor. El caso de La Arena fue especial, pues fueron los buzos los que sacaron del agua el artefacto. De ahí el traslado de la pieza a Cabo Noval. "Lo propio es que los pescadores no toquen ni manipulen estas piezas, que las balicen y den aviso a las autoridades competentes", manifestó el representante de la Armada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook