17 de febrero de 2017
17.02.2017

El robo de más de 250 kilos de cable deja sin alarmas ni teléfono fijo a Arcelor

Detenido un hombre y en búsqueda tres cómplices por la sustracción, que afectó a Avilés, Gijón y el Naranco

17.02.2017 | 03:16
La factoría de Arcelor, desde la ermita de La Luz.

Sin alarma y sin teléfono fijo. Así dejaron los cacos a las factorías de Arcelor Mittal en Avilés y Gijón y a la cantera del Naranco como consecuencia del robo de más de 250 kilos de cable de cobre el pasado fin de semana. La Policía Nacional anunció ayer que ya había detenido a uno de los responsables, J. J. V., aunque sospecha que, al menos, tuvo otros tres compinches debido al importante peso del material sustraído.

Los ladrones accedieron a la factoría de Trasona por un agujero en una valla metálica situada a la altura de La Marzaniella, junto a la senda peatonal de la ría. Los ladrones se llevaron más de 250 kilos de cable de cobre en la zona comprendida entre la subestación de laminación y los hornos de fosa, por lo que también afectaron a la factoría de Gijón y a la cantera del Naranco. El robo afectó a las líneas de telefonía fija de la factoría avilesina. "El lunes empezamos a restablecer el servicio línea a línea y hoy (por ayer) todavía alguna sigue sin servicio. Gracias a la red de telefonía móvil no hubo mayor incidencia, más que la incomodidad de estar sin teléfono fijo en algún departamento durante varios días", explicó ayer un portavoz de la compañía.

Entre otras instalaciones, han permanecido sin telefonía fija los talleres, el edificio de construcciones metálicas y los bomberos, en general todas las instalaciones situadas entre la entrada al complejo fabril de Trasona y Avilés.

La Policía sorprendió a J. J. V., de 28 años, que acumula una decena de detenciones por delitos contra el patrimonio, cuando abandonaba su domicilio conduciendo un vehículo con remolque. En su interior, el cobre robado. Los agentes trasladaron el remolque a la Comisaría avilesina e iniciaron las pesquisas necesarias para averiguar el origen del cabre, "dados los indicios de su ilegítima procedencia".

Los agentes integrados en el Grupo Local de Policía Judicial comprobaron que el material había sido sustraído de las instalaciones de Arcelor Mittal. "El robo produjo un grave perjuicio a la entidad, pues el corte de cableado supuso que quedaran fuera de servicio los sistemas de alarma de las factorías de Avilés, Gijón y Canteras del Naranco", explicó ayer la Policía.

Tras confirmar todos los hechos, las fuerzas de seguridad del Estado detuvieron a J. J. V., al que acusan de un delito de robo. Fue puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Avilés, en funciones de guardia. La Policía continúa las investigaciones para determinar con quién pudo actuar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook