24 de marzo de 2017
24.03.2017

Somos pide al juez personarse como acusación en el caso de las facturas de Festejos

La oposición insiste en pedir la marcha de Hevia y le afea tanto declararse ajena a las supuestas irregularidades como desconfiar de la auditoría

24.03.2017 | 03:15

Somos Avilés anunció ayer que se personará como acusación particular o popular en la investigación abierta en el Juzgado de Avilés por las irregularidades detectadas en algunas facturas de Festejos. "Nos parece inmoral que la concejala Ana Hevia trate de volcar sobre el trabajador toda la responsabilidad de lo sucedido en torno a los pagos de Festejos, como si ella no tuviera responsabilidad alguna ni participara de alguna manera de los hechos", afirmó el portavoz, David Salcines. El concejal de la formación morada reprochó también a Hevia que descalifique la auditoría encargada por la Interventora municipal a una empresa externa, por lo que preguntará al gobierno local del PSOE si comparte "esa tesis".

Las críticas de Somos a la gestión de Festejos no fueron las únicas, y desde el PP llegaron por partida doble. Por una parte, el portavoz, Carlos Rodríguez de la Torre, reprochó a Hevia su decisión de pedir una nueva auditoría, que equivale a decir "que lo que hace el Ayuntamiento está mal": "Nos ratificamos en pedir la dimisión de la concejala de Festejos. Es vergonzoso que el PSOE esté apoyándola y dejen al técnico sólo ante el peligro, cuando sólo recibió órdenes de la edil".

La otra parte del PP, esto es, los concejales Alfonso Araujo y Constantino Álvarez, explicaron en rueda de prensa su postura, y también reclamaron el cese "fulminante" de Hevia: "Pedir una auditoría de la auditoría es una tomadura de pelo a los ciudadanos y a la Alcaldesa, que es la que inicia el procedimiento para que comience el proceso de programación". Y pusieron sobre la mesa otras presuntas irregularidades ligadas a Festejos, como los gastos que generaron reconocimientos extraordinarios de crédito bloqueados por la oposición.

Para Alejandro Cueli, portavoz de IU de Avilés, es "inadmisible" que Ana Hevia "diga que no controla al único empleado que tiene a su cargo, y que las irregularidades le son ajenas; suena a la hermana del Rey". Y sentenció: "Tanto si no controló por dejación, como si dio la orden de actuar de esa forma, tiene una responsabilidad política que se paga con la dimisión o en su defecto, cese". Que al juzgado la acompañara el secretario general del PSOE de Avilés, el también concejal Luis Ramón Fernández Huerga, es "una muestra del PSOE de apoyo a las irregularidades", afirmó. "Fue reprobada por toda la oposición y ahora lo que ha hecho en el juzgado no es desmentir que hubo irregularidades, sino echar la culpa hacia un empleado y a la auditoría que no cuadran las sumas", concluyó.

Por su parte, Carmen Pérez Soberón, portavoz de Ciudadanos, señaló que la Alcaldesa somete al Ayuntamiento a un desgaste innecesario por mantener a Hevia. "Tras sus declaraciones en el juzgado se abre una derivada penosa, la de sembrar dudas sobre el informe de auditoría que fundamenta el informe de Intervención y de los servicios jurídicos del Ayuntamiento", remató.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook