25 de marzo de 2017
25.03.2017

Baltar afronta como "un reto" el liderazgo comarcal de CC OO

El nuevo secretario general del sindicato recibe el 95 por ciento de los apoyos en la asamblea que despidió a Pacios

25.03.2017 | 02:11
Por la izquierda, José Manuel Rodríguez Baltar, José María Guzmán Pacios y Antonio Pino, ayer.

José Manuel Rodríguez Baltar fue elegido ayer nuevo secretario de la unión comarcal del sindicato Comisiones Obreras (CC OO) de Avilés con un 95% de los apoyos. Releva en el puesto a José María Guzmán Pacios, que dirigió el sindicato 16 años. "Este período de tiempo ha sido muy complejo: empezamos en el momento de la reconversión industrial. Cuando pensábamos que todo se había acabado estalló la crisis en la que todavía nos mantenemos. El trabajo sindical que llevamos a cabo en todo este tiempo ha sido de primer orden", reconoció Pacios, que se postula como candidato a la secretaría regional de CC OO, camino que emprende ahora con la ayuda del actual responsable Antonio Pino, según manifestó ayer en la inauguración del XII Congreso Comarcal de la central sindical. Pino deja su responsabilidad actual al mismo tiempo que otros 13 secretarios regionales de todo el país, además del propio Ignacio Fernández Toxo.

"Es una satisfacción que los compañeros confíen en ti", destacó Rodríguez Baltar al concluir el XII Congreso Comarcal de CC OO, que sirvió para cerrar un período histórico en el sindicalismo avilesino y también la apertura de un nuevo proyecto. Baltar, hasta la fecha, había desarrollado su labor principalmente en el comité de empresa de Arcelor-Mittal en Avilés. Además, fue el responsable de Organización de la unión comarcal. Esta responsabilidad la heredará a partir del próximo martes José Luis García González, que procede del comité de empresa de Saint-Gobain. Baltar elegirá a los titulares del resto del secretariado el próximo martes. "Es todo un reto, confío estar a la altura", añadió.

En el congreso se aprobó por mayoría una ponencia en la que, entre otras cosas, se puede leer que "la crisis económica, en forma de caída de la demanda, restricciones crediticias y aumento de la morosidad, ha causado estragos sobre el tejido productivo asturiano". "A comienzos de 2016 había en la región 67.675 empresas activas, lo que supone 5.449 menos que antes de la crisis", prosigue. Las nuevas empresas, reprocharon los delegados, son de un sólo empleado, es decir, sociedades de autónomos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído