04 de abril de 2017
04.04.2017

Asturias tendrá dos zonas de atención al ictus, una vinculada al HUCA y otra a Cabueñes

Los pacientes del área avilesina serán tratados en Gijón

04.04.2017 | 03:05

La atención de los casos de ictus dividirá Asturias en dos zonas sanitarias, cuyos pacientes serán derivados bien al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) o bien a Cabueñes. Así, según explicó ayer el doctor Eduardo Murias, neurorradiólogo intervencionista del HUCA, los pacientes del área sanitaria avilesina, junto a los del Oriente de Asturias, serán derivados a Cabueñes, mientras que los de todo el occidente de la región serán atendidos en Oviedo. Esta distribución entrará en funcionamiento el próximo año, según indicó el doctor. Murias abrió ayer la II Semana de la Salud del centro de mayores de Las Meanas, que continuará hoy, a las 17.30 horas, con una charla sobre los beneficios de realizar actividad física.

"La mayoría del dinero que invertimos es en organizar Asturias para que los pacientes lleguen antes a los hospitales", explicó Murias. Y es que la rapidez es la clave para poder revertir los devastadores efectos de esta lesión cerebral. "Más importante que los tratamientos es que el paciente acuda rápidamente al sistema sanitario para que lo deriven a un centro donde lo puedan tratar. Si no se coge a tiempo no se puede hacer nada", añadió. El límite máximo, explicó el doctor, son las cuatro horas. Por encima de ese tiempo difícilmente se puede hacer nada.

Un ictus, que es la pérdida de una función cerebral, puede ser de dos tipos: isquémico (el 85 por ciento de los casos, cuando hay una obstrucción que impide que la sangre llegue a una parte del cerebro) y hemorrágico. Y siempre aparecen de forma súbita. "El ictus es la causa más frecuente de discapacidad, es la enfermedad que provoca que más pacientes no puedan hacer una vida normal", dijo. Ese más, abundó el doctor, en el año 2025 será la causa más frecuente de mortalidad. "Se convertirá en una epidemia que estamos empezando a ver ahora. Es la enfermedad con más prevalencia", añadió.

Asturias, afirmó Murias, es pionera en el tratamiento del ictus, desde el año 2012. "Hay muchas comunidades que todavía no tienen código ictus ni trombectomía mecánica, como Castilla León. Y países como Francia no tienen", indicó. En Asturias, cada vez hay más profesionales y también más pacientes se recobran con éxito. Un ejemplo que saltó a las noticias fue el de la periodista Victoria Prego, que estaba en una localidad de Cudillero cuando sufrió el ictus y fue rápidamente atendida en el HUCA. Los casos de éxitos han ido aumentando: en 2000, uno de cada diez, en 2002, 3 de cada 10, y en 2015, 7 de cada 10. "Ante la pérdida de movilidad de una parte del cuerpo o alteraciones en el lenguaje se debe acudir inmediatamente a Urgencias", concluyó el facultativo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído