28 de septiembre de 2017
28.09.2017
En clase | La actividad educativa en la comarca

Llaranes vigila el aire que respira

El colegio público desarrolla un proyecto para analizar la calidad de la atmósfera y controlar el consumo energético

28.09.2017 | 03:08

La calidad del aire que respiran los vecinos de Llaranes preocupa a los profesores y a los alumnos del colegio público que lleva el nombre del barrio de origen industrial. Por ello, una de las partes del proyecto medioambiental que desarrolla el centro desde el curso pasado y con el que busca contribuir a la consecución de un entorno más sostenible, limpio y saludable, centra la atención, entre otros aspectos, en los gases (ozono), partículas (PM10) o hidrocarburos (benceno) presentes en la atmósfera.

Así, los estudiantes de quinto y sexto de Primaria han recogido en unas tablas, de lunes a viernes y a la misma hora, la información que ofrece la Red de Calidad del Aire del Principado. Con los datos obtenidos, han elaborado unas gráficas y comparado los resultados con las directrices que marca la Organización Mundial de la Salud para intentar descubrir si el aire de Llaranes es saludable o no. Este curso, el trabajo continuará con algunas propuestas de mejora. "Es un estudio muy inicial y a partir de ahora tenemos que ser más rigurosos y recoger también información los fines de semana", señala David Artime García, director del colegio, que cuenta con 140 alumnos y 18 profesores.

Otro de las líneas de actuación del proyecto medioambiental y de sostenibilidad se centra en la eficiencia energética del edificio. Con el fin de llegar a reducir en un cinco por ciento el consumo, los alumnos de tercero y cuarto de Primaria analizan la factura de la luz que les facilita el Ayuntamiento y elaboran unas gráficas. "Cada mes adoptamos diferentes medidas, como vigilar que todas las estancias queden apagadas durante el recreo o cerrar los ordenadores para ver si surten efecto", explica el docente. Destaca, asimismo, que el propósito de todas las propuestas del proyecto es "que lo que aprenden los alumnos tenga repercusión fuera; queremos romper el muro de los centros educativos y que el colegio y la casa sean dos piezas que encajen en un puzzle".

En ese afán de respetar, valorar y proteger el colegio y el barrio, otro de los ejes del proyecto medioambiental tiene que ver con el reciclaje, área sobre el que trabajan en mayor medida los alumnos de primero y segundo de Primaria.

El centro forma parte de la red de escuelas por el reciclaje y, por tanto, existe una concienciación sobre la recogida selectiva de la basura: papel y cartón, envases y plásticos, tapones solidarios, aceite doméstico y pilas. De hecho, las dependencias educativas, apuntan los profesores, se han convertido en un centro comunitario para la entrega, sobre todo, de aceite. "Ayudamos a mejorar el centro y contribuimos al desarrollo del entorno. En este sentido, la escuela ha hecho un gran trabajo, ya que los niños llevan a casa el conocimiento de reciclar", señalan.

En el colegio también se fomenta el compostaje comunitario, de manera que todos los restos de alimentos se vierten en la compostadora al igual que los del huerto escolar. "Si bien en el aula los alumnos tiran todo el papel a la papelera, en el recreo aún les cuesta trabajo depositar la basura en el contenedor correspondiente, de ahí que creáramos una patrullas para vigilar el patio", asegura Silvia Fernández Martín, jefa de estudios.

El proyecto del huerto escolar, que forma igualmente parte del proyecto medioambiental, está centrado en los más pequeños. "Lo siguen con mucha atención y les sirve para relacionarse con la naturaleza, adquirir hábitos de alimentación saludables y saber de dónde vienen las frutas y verduras que ven en el supermercado o en el plato de la comida", indican los profesores. Han sido los propios alumnos los encargados de diseñar este espacio educativo y también se responsabilizan de su cuidado.

El colegio Llaranes es un ejemplo de comunidad dentro y fuera de sus instalaciones. "Estamos muy relacionados con el tejido asociativo y en sincronía con el barrio; tenemos que trabajar en conjunto", manifiesta David Artime, al frente desde hace dos cursos del equipo docente del centro entre cuyo alumnado figura el ganador nacional del concurso "Que es un rey para ti". Iker Vázquez López acudirá dentro de unos días al palacio de la Zarzuela a recoger el galardón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído