Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

GLORIA MANSO | Profesora de Farmacología en la Universidad de Oviedo

"Los médicos deben ser la referencia al buscar información sobre medicamentos"

"Es comprensible recurrir a internet para obtener información sobre fármacos, pero hay que saber que no toda es sólida"

Gloria Manso, durante su conferencia en Servicios Universitarios. R. SOLÍS

Elosa CAMPO

La Oficina Municipal de Consumo (OMIC) organiza esta semana unas jornadas para la ingesta responsable de medicamentos en el Centro de Servicios Universitarios. La profesora de Farmacología en la Universidad de Oviedo Gloria Manso abrió ayer las actividades con una charla sobre el "Consumo racional y seguridad en los medicamentos". Mañana, a las 18.00 horas, volverán las conferencias con "Prescripción de medicamentos", a cargo del farmacéutico Juan Martínez, y "No sólo medicamentos", por Belén García Busto, médico de familia en Cudillero.

- ¿Por qué hace falta divulgar el consumo racional y la seguridad en los medicamentos? ¿Tenemos malas prácticas?

-Es importante hablar de la seguridad de los medicamentos porque, desde hace algunos años, la notificación de reacciones adversas está abierta a los ciudadanos. Y es importante que participen. La eficacia de los medicamentos está muy relacionada con su seguridad.

- ¿Hay que leer los prospectos?

-Están para ser leídos, es información que se proporciona. Es conveniente.

- Sin embargo, hay pacientes que piensan que si se lo recetó el doctor, bien recetado está.

-Los profesionales sanitarios son una fuente importante de información, es bueno acudir a ellos. Luego depende del nivel de información que cada persona desee, que es diferente en cada caso. Hay quien prefiere fiarse, es una opción.

- Los facultativos se quejan, a menudo, de la sobreinformación con la que llegan sus pacientes, que muchas veces procede de fuentes poco fiables de internet.

-Claro, es comprensible que todos recurramos a buscar información a través de internet y de otras fuentes. Pero no toda la información es igual de sólida. El punto de referencia tienen que ser las personas sanitarias, que son quienes tienen que aclarar las dudas.

- En definitiva, lo adecuado es acudir a los médicos e informar en el caso de reacción adversa.

-Los profesionales sanitarios tienen que ser el punto de referencia. Y en caso de reacción es importante comunicarla directamente, bien a los profesionales sanitarios, bien a la Agencia Española de Medicamentos.

Compartir el artículo

stats