Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fertiberia mejora un 5% su previsión productiva gracias a la demanda exterior

La compañía fabricó en 2017 casi medio millón de toneladas y ha diversificado su catálogo para acceder a nuevos mercados

Fertiberia mejora un 5% su previsión productiva gracias a la demanda exterior

Fertiberia mejora un 5% su previsión productiva gracias a la demanda exterior RICARDO SOLÍS

La producción de fertilizantes de la planta corverana de Fertiberia en 2017 rondó el medio millón de toneladas, un 2 por ciento más que en 2016 y un 5 por ciento por encima de lo previsto. Jesús Alberto González, el director de la fábrica, atribuyó este crecimiento a "la diversificación del negocio"; esto es, Fertiberia multiplicó por tres el número de productos que comercializa. Y esto fue así "porque la empresa tiene que atender la demanda de los agricultores de la mejor manera posible", apuntó González.

El incremento de producción corre parejo con el aumento de las exportaciones, hasta el punto de que la lista de países que adquieren los fertilizantes asturianos ha aumentado de manera destacada. "El mercado nacional, sin embargo, se ha resentido como consecuencia de la sequía", indicó el director de la planta corverana. "El de los fertilizantes es un negocio sujeto al devenir meteorológico. Por eso no podemos dar una idea cierta de lo que sucederá en 2018", añadió González.

La planta asturiana de Corvera fabrica de manera habitual nitrato amónico cálcico (NAC) y nitrosulfato amónico (NSA). La empresa decidió en 2017 ampliar a seis la oferta de fertilizantes, todos con base sulfurosa: nitrato amónico 24 (S), nitrato amónico 22 (S), NSA24 (6-32) y nitrato amónico 27 (10S). Estos cuatro últimos productos son calificados como "especiales". González cree imprescindible que la planta que dirige salga del mercado "tradicional" porque en la fabricación de NAC y NSA cuenta con mucha competencia. "Esto no sucede con los nuevos productos. Visto el resultado alcanzado el año pasado, vamos a seguir produciendo los nuevos", subrayó el director de la fábrica. En todo caso, el producto estrella de Fertiberia-Avilés continúa siendo el nitrosulfato amónico (NSA) y es que algo más de la mitad de la producción total de la planta de Trasona corresponde a este producto, un abono muy reclamado para atender los déficits de azufre en el suelo, un nutriente fundamental para el crecimiento de las plantas.

La fábrica corverana se centra de forma fundamental en la fabricación de productos granulados, pero también trata de abrir hueco en los líquidos. La solución amoniacal que se produce en Corvera es altamente demandada por la gran industria y también por las cementeras. El ejercicio del año pasado se cerró con algo más de 40.000 toneladas líquidas frente a las más de 400.000 de grano.

"Hemos trabajado durante todo el año al 100 por ciento de nuestra capacidad", recalcó el director de la planta avilesina de Fertiberia. "Llevamos 48 años produciendo fertilizantes en Trasona y todos los ejercicios han sido de incertidumbre. Como decimos en Asturias: tiene que saber llover", añadió González.

Las ventas en el extranjero -principalmente a través de los muelles de Avilés- han permitido consolidar la posición de poder de la planta corverana en el mercado internacional. "Más de la mitad de nuestra producción se vende fuera", recalcó Jesús Alberto González. Los barcos que Fertiberia fletó el año pasado se dirigieron, principalmente, a Reino Unido, Francia, Alemania y parte de Escandinavia. "Además hemos enviado contenedores con pequeñas cantidades -entre 400 y 1.000 toneladas- a países que hasta ahora no habían estado en nuestro ámbito: Marruecos, Sudáfrica, Colombia, Chile y Perú", desveló González. La idea de Fertiberia es explorar nuevos ámbitos comerciales para este y próximos ejercicios.

Compartir el artículo

stats