Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Archivada la investigación a Arcelor por el hallazgo de peces muertos en la ría

La Fiscalía concluye que no ha podido acreditarse que el vertido causara un daño potencial a la calidad del agua

Un pez muerto en la ría, en octubre de 2016. RICARDO SOLÍS

Archivada la denuncia contra la multinacional Arcelor-Mittal por la localización de peces muertos en la ría en 2016. El fiscal de Medio Ambiente ha concluido que no se ha podido acreditar que los hechos investigados constituyan un delito contra el medio ambiente y ha archivado la investigación abierta a la multinacional siderúrgica por una denuncia de la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Principado.

Las alarmas saltaron en Avilés en octubre de 2016 por la localización de decenas de peces muertos en el estuario. La mayoría se encontraban en el tramo comprendido entre el Centro Niemeyer y el Puente Azud. Responsables de la guardería ambiental del Principado se desplazaron a Avilés tras tener conocimiento a través del Servicio de Emergencias de un supuesto vertido en la ría, en las inmediaciones del colector número 5, y tomaron las muestras correspondientes. Los ecologistas denunciaron con posterioridad que no se actuó con diligencia en la toma de esas muestras.

La Consejería de Medio Ambiente presentó una denuncia por este vertido y la Fiscalía abrió la correspondiente investigación. Ahora, descarta un delito. Aunque reconoce que "hubo un vertido que produjo la muerte de peces", lo que "puede ser considerado un hecho grave debido a la escasez del tiempo en que se mantuvo" ese vertido en la ría "no se puede acreditar" que fuese tan grave como para causar un "daño potencial en la calidad de las aguas". La Fiscalía entiende que estos hechos entran más en la órbita del procedimiento administrativo sancionador que en uno penal y ha acordado el archivo de las diligencias. La decisión ya ha sido comunicada tanto a la multinacional como a la Consejería de Infraestructuras y Medio Ambiente, que denunció el vertido.

Compartir el artículo

stats