Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El San Agustín, falto de médicos: "Atenderemos a todo el mundo"

La gerencia prepara un plan de choque que implica, entre otras medidas, el reajuste de las agendas de los facultativos

Una paciente entra en urgencias del San Agustín

Una paciente entra en urgencias del San Agustín Mara Villamuza

La jubilación de parte del personal y la falta de recambio generacional tienen en jaque al área sanitaria avilesina, que ya acusa la falta de profesionales en distintos servicios como Traumatología o Urología. Para paliar la lista de espera ocasionada por la falta de especialistas y que afecta a varias decenas de pacientes, la dirección del Hospital Universitario San Agustín está reorganizando las agendas de los médicos en activo. "Estamos elaborando un plan de choque y próximamente se dará cita a todos los enfermos", confirman a este diario. Asimismo lanzan un mensaje a los afectados: "Ningún paciente quedará sin atender por falta de especialistas".

El Sindicato Médico Profesional de Asturias (Simpa) habla, entre tanto, de carencia de profesionales sanitarios. "Esta situación era previsible y no se atacó el germen del problema", explica el neurólogo y sindicalista José Antonio Vidal. Desde el Simpa defienden que se cubran las plazas vacantes con nuevos contratos, pero a día de hoy las bolsas están vacías. En Asturias (como en la mayoría de comunidades españolas) es casi misión imposible encontrar pediatras o traumatólogos. Tanto es así que la situación por la que está pasando ahora el Hospital Universitario San Agustín se puede extrapolar a otros complejos comarcales de la región.

"El problema es sistémico. A día de hoy se está sopesando que los residentes que terminan este mes de mayo se metan en bolsa", añade el médico. A su juicio se deberían dar facilidades a los profesionales y ofrecerles condiciones ventajosas, más allá de las que tienen carácter meramente económico. "Esto no ha hecho más que empezar. Cada año se jubilan unos cuatrocientos especialistas y un médico tarda once años en formarse. Ante esta situación se está dejando el camino abierto a la medicina privada", sostiene.

A la privada, precisamente, se ha marchado uno de los tres traumatólogos que en los últimos meses han colgado sus batas en el San Agustín. Los otros dos decidieron cambiar de área sanitaria. Con su ausencia, la plantilla de Traumatología está formada actualmente por siete médicos. "El problema no es solo ese, sino que uno de los médicos que se fue es un especialista en columna, con lo cual se están formando listas de espera en subespecialidades muy importantes", avanza Vidal, que alaba a su vez la labor que están realizando sus colegas para llevar al día casos preferentes o urgentes. Valora también el trabajo en los quirófanos.

El pasado año se jubilaron en el área sanitaria avilesina un total de 67 personas, una realidad que evidencia un futuro comprometido para la sanidad avilesina. En los próximos diez años, nombres de especialistas ligados al San Agustín colgarán también sus batas. A este respecto se refirió en su día el consejero de Sanidad, Francisco del Busto en Avilés: "En las especialidades sin demandantes de empleo daremos la oportunidad a los médicos de 65 años de retrasar año a año su jubilación". Entonces destacó que la excelencia sanitaria se adquiere con la experiencia. Ahora es el turno de que la Administración implante estrategias para que los graduados en Medicina decidan quedarse a trabajar en Asturias.

Compartir el artículo

stats