10 de agosto de 2018
10.08.2018
Cursos de verano de la Granda

Avilés explora nuevos campos para la impresión 3D, con cerámica y hormigón

El ITMA y Prodintec aspiran a ser "punta de lanza" investigadora y socio local de las empresas que quieren "anticiparse a las oportunidades"

10.08.2018 | 03:09

Don Hilarión se sorprendía hace siglo y medio en "La verbena de la Paloma": "Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad", le dijo a don Sebastián. Y de eso, de adelantos, es de lo que ha ido el curso "Tecnologías que cambiarán nuestro mundo e impacto socioeconómico" que se desarrolló ayer y antes de ayer en el chalé de La Granda, una prospección sobre el porvenir en el que participó Íñigo Felgueroso, el director de las fundaciones ITMA y Prodintec. Felgueroso desveló que los avances en la fabricación aditiva, es decir, en impresión 3D, ya tocan materiales tan complejos como la porcelana o el hormigón. "Llevamos trabajando en esto desde el año 2005, prácticamente desde la puesta en marcha de Prodintec. Ha evolucionado mucho, nos hemos ido posicionando, y ahora lo que hemos hecho es diversificar en tecnologías y en materiales", comentó a LA NUEVA ESPAÑA.

La impresión 3D está creciendo, pero no al mismo nivel en todos los materiales, pese a ello, Felgueroso señaló la necesidad de "desarrollar más materiales porque a día de hoy son limitados". De hecho, desde el ITMA y Prodintec están "abriendo el abanico". Además de metal, cerámica y hormigón, "biomateriales". Felgueroso explicó que el trabajo de los investigadores en este sentido se resume en "identificar la tecnología y trabajar las de más alto riesgo para convertirnos en punta de lanza, el socio local de las empresas para poder testar los avances", añadió. O sea, el ITMA y Prodintec son los exploradores que se adelantan para descubrir las oportunidades antes de que lleguen. De este modo, los avances técnicos se convierten en bienes comerciales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook