Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La evolución del complejo químico estadounidense

Du Pont y Corteva tendrán su centro europeo de servicios en Asturias

El complejo de Tamón ha incorporado a casi un centenar de trabajadores este año y habilita módulos de construcción para ubicarlos

Instalaciones de Du Pont en el valle de Tamón.

Instalaciones de Du Pont en el valle de Tamón.

Corteva y Du Pont, compañías resultantes de la fusión entre la química estadounidense y Dow Chemical, tendrán en Asturias su centro europeo de servicios. El complejo del valle de Tamón ya ofrecía servicios para el grupo en Europa dentro de la antigua Du Pont, concretamente en las áreas de recursos

Los trabajadores del complejo químico asturiano se han dividido entre Du Pont, la división de Productos Especializados en las que están las plantas de Nomex e ICL, y Corteva, la división especializada en el área de Agricultura. Está previsto que el 1 de noviembre estén "trabajando dentro del mismo paraguas pero ya como entidades independientes", explicó una portavoz del conglomerado químico. La separación definitiva de las dos empresas culminará en junio de 2019, cuando Du Pont y Corteva saldrán a Bolsa. También lo hará la tercera compañía resultante de la operación de fusión, Dow, pero en Asturias no hay personal en la División de Ciencia de los Materiales.

Para llegar en plazos, en el valle de Tamón se trabaja a destajo. Como informó este periódico, la multinacional preparó desde el centro global de servicios asturiano la fusión de Du Pont y Dow Chemical que se traduce ahora en la escisión en tres empresas (por áreas: agricultura, productos especializados y materiales). El complejo de Carreño aglutina tres fábricas y un centro de servicios que suman más de 1.200 empleados. En el último año se han incorporado casi un centenar de personas, de las que un 20% trabajan para las plantas de manufactura y el 80% restante en el centro de servicios.

La compañía ha tenido que habilitar oficinas en módulos de construcción porque se ha quedado sin espacio. Estos días se están instalando las estructuras y equipándolas con mobiliario. En Tamón ya no hay ni sitio para tanta tarea. "Este año se han incorporado casi cien personas más y seguimos entrevistando para este proceso de división de las empresas", explicaron las mismas fuentes.

De hecho, los planes de la compañía pasan por extenderse el edificio vecino que ocupaban en Tamón las compañías Chemours y Axalta, ambas escisiones de Du Pont. La primera se trasladó a principios de año a Tremañes (Gijón) y la segunda lo hará en próximas fechas a Llanera, donde confía pasar de los 197 trabajadores actuales a un mínimo de 400 profesionales en 2020.

Axalta continúa por ahora en ese edificio, pero los planes de Du Pont pasan por reformarlo en cuanto culmine la mudanza de su hasta ahora vecina y ocuparlo cuanto antes.

En el valle carreñense quedarán así Corteva, Du Pont y la multinacional suiza Jacob Holm, que compró la planta de Sontara a la química estadounidense hace cuatro años. ¿Cómo se dividirá el espacio de trabajo de Corteva y Du Pont? Según fuentes próximas al conglomerado empresarial "la distribución aún está en fase de estudio".

En Tamón también avanza el remate de la ampliación de la fábrica de nomex. La multinacional anunció la inversión en 2010 y al poco tiempo, debido a la evolución adversa del mercado, paralizó el proyecto, que pretendía empezar a ejecutar a finales de 2013.

El gigante Dow Du Pont anunció finalmente la pasada primavera la recuperación del plan para ampliar la fábrica de nomex, que incluye una línea para su producto estrella en formato de filamento. Faltaban por ejecutar unos 24,3 millones de euros y la reactivación ya está en marcha. En la actualidad se están incorporando los equipos. La previsión es que esté en funcionamiento en menos de dos años.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats