08 de diciembre de 2018
08.12.2018

Los vecinos de La Grandiella reclaman pantallas acústicas para los ruidos de la Variante

Los afectados por el tráfico trasladarán al Ayuntamiento la queja para exigir una solución urgente al Ministerio de Fomento

08.12.2018 | 01:34
La Variante a su paso por La Grandiella.

Los vecinos de la urbanización de pisos de La Grandiella, situada en el barrio de La Magdalena, reclaman medidas urgentes ante la contaminación acústica procedente de la Variante, que se encuentra próxima a las viviendas. El dirigente vecinal de la zona, Pedro Majada, solicitará la colocación de barreras que mitiguen esos ruidos del tráfico rodado de la carretera que une Avilés con el occidente asturiano. Con esta petición, La Grandiella se suma a las reclamaciones de buena parte de los vecinos de la comarca que colindan con carreteras "ruidosas", como es el caso de los residentes en Trasona, Molleda y Villa (Corvera), con el paso de la autopista "Y", y de un tramo de la Autovía del Cantábrico.

Majada reclama un sistema, primero, para medir los decibelios que padecen los residentes en las viviendas más próximas a la Variante. "Hay vecinos que viven en casas que están situadas unos cuarenta metros de la carretera, por eso consideramos importante la instalación de pantallas acústicas", destacó el dirigente vecinal, que trasladará la queja al Ayuntamiento de Avilés, siendo consciente a su vez de que el responsable de ese vial es el Ministerio de Fomento. Ciudadanos ya advirtió hace días de esta problemática teniendo en cuenta que la contaminación acústica "perturba el descanso a los vecinos de forma permanente".

A esas quejas de ruidos procedentes de la autopista de la Variante, hay que sumar otras como la necesidad de instalar más puntos de luz, dado que existen zonas que, a día de hoy, permanecen completamente a oscuras y la falta de limpieza viaria.

La contaminación acústica genera problemas de salud derivados de los constantes ruidos. Según los especialistas, un nivel de ruidos superior a ochenta decibelios puede ocasionar, a largo plazo, lesiones en el oído que pueden generar a su vez sordera parcial. Además, una presión sonora por encima de 55 decibelios durante las noches genera trastornos del sueño, sobre todo, a los que residen en las inmediaciones de una carretera como la Variante, por la que circulan diariamente cientos de vehículos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook