03 de enero de 2019
03.01.2019
GOZÓN

La ampliación de la escuela infantil costará un 35% más por las exigencias técnicas

El precio pasa de 200.000 a 270.000 euros para adaptar los materiales y la instalación eléctrica a los usuarios, niños menores de 3 años

03.01.2019 | 01:37
Entrada de la escuela infantil donde está proyectada la ampliación.

El proyecto de ampliación de la escuela infantil de Luanco saldrá esta semana a licitación por un importe bastante superior al presupuestado inicialmente, según avanzó el Alcalde. Jorge Suárez cifra la ejecución en 270.000 euros, un 35% más del precio inicial. El Ayuntamiento reservó 200.000 euros en 2018 -provenientes del remanente de 2017- para esta actuación, pero no serán suficientes. Por esta razón, el presupuesto del año vigente tendrá que contar con una partida de 70.000 euros para tal cometido. Una cantidad importante teniendo en cuenta el estado económico del Consistorio.

El engorde del precio se debe, según Suárez, a las exigencias técnicas de la obra. En concreto, el regidor comentó que a la hora de realizar el proyecto de la obra tuvieron que tener en cuenta ciertas características especiales en cuanto a los materiales de construcción así como en cómo se debe montar la instalación eléctrica en estos espacios destinados a albergar aulas de niños de 0 a 3 años. "Son edificaciones muy costosas. Gozón es uno de los pocos municipios de Asturias que va a hacer una inversión de este calibre en la escuela de 0 a 3", argumentó Suárez.

El proyecto contempla la creación de dos nuevas aulas, así como de un espacio de descanso que contará con cunas para las siestas de los más pequeños, y otros habitáculos multiusos. La obra se ejecutará en la zona ajardinada que actualmente existe a la entrada de la escuela, en una superficie de más de 100 metros cuadrados. Esta ampliación se unirá al resto del edificio a través de la actual entrada. Otra de las previsiones que aparece en los planos es modificar la ubicación de la puerta de entrada a la escuela infantil, que está proyectada sobre el papel en la calle Madrid y no en Isla de la Erbosa, lugar desde el que se accede ahora al centro educativo.

La decisión de acrecentar la escuela infantil y no utilizar otras aulas vacías del colegios La Canal o La Vallina se debió a decisiones técnicas. La Canal se descartó porque las escuelas infantiles tienen que estar separadas del resto de aulas y sería complejo cumplir con tal requisito. Luego ocurrió lo mismo con La Vallina, el colegio más próximo a la escuela de 0 a 3, donde Suárez planteó la idea de crear dos entradas separadas. Finalmente, la opción que se tomó fue ampliar el centro que hace esquina entre las calles Isla de la Erbosa y Madrid, tal y como valoró José Quidiello, el encargado del proyecto. Este experto en centros educativos argumentó que resultaría más fácil y menos costoso ampliar la instalación actual que hacer reformas en el colegio La Canal.

La actuación será costeada íntegramente por el Ayuntamiento, a pesar de que la gestión del edificio corre a cargo del Principado. Las obras de ampliación se justifican en que este curso más de una treintena de alumnos se quedaron sin plaza en el centro luanquín. Las familias afectadas urgieron al Alcalde una solución para poder conciliar su trabajo con el cuidado de los hijos y llegaron a manifestarse para lograr su propósito.

La solución se está demorando más tiempo del que los afectados esperaban porque estaba previsto que las obras arrancasen a finales de 2018. Suárez, por su parte, cree que la gran lista de espera que tiene la escuela infantil se debe a la bajada de los costes de las matrículas. "Al bajar las tasas, hace efecto llamada", razona. También es crítico con la postura de otros partidos políticos al respecto. "Me hubiese gustado que los diputados que vinieron a manifestarse a Gozón hubiesen reclamado también al Principado mejoras en la infraestructura porque tenemos que pagarlo todo desde el Ayuntamiento", matizó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído