05 de enero de 2019
05.01.2019

La cifra de parados baja a niveles que no se veían desde antes de la crisis

La brecha entre el desempleo masculino y femenino se multiplicó por tres desde el inicio de la recesión económica en la comarca

05.01.2019 | 01:48

Las 5.936 personas en paro en el concejo de Avilés con que acabó 2018 son la cifra más baja de la última década; hay que remontarse a diciembre de 2008, con 5.305 parados en lista, para encontrar una magnitud equiparable. Esto sitúa la estadística local del paro en los parámetros previos al estallido de la grave crisis financiera, luego convertida también en económica, de cuyos estragos aún se están pagando las consecuencias. No obstante, desde los sindicatos no echan las campanas al vuelo, pues recalcan que el empleo que se genera en la actualidad es de "peor calidad" que el de hace una década y, además, "está caracterizado por una gran eventualidad". En el conjunto de la comarca (Avilés más Castrillón, Corvera, Gozón, Soto del Barco e Illas) el año recién finalizado concluyó con 9.416 parados, un millar más que en 2008.

El paulatino descenso del número de parados en la comarca que se viene produciendo desde 2013, el año en que se marcaron los máximos de la década (13.407 parados a fecha 1 de enero), ha conseguido perforar ahora la resistencia de los diez mil desempleados. Los siguientes objetivos hacen mirar a los años comprendidos entre 2005 y 2008, que supusieron el periodo de menos parado de la historia reciente, con cifras eventualmente por debajo incluso de los 6.500 demandantes de empleo.

Un rasgo llamativo de la evolución del paro en Avilés, aunque con reflejo en todos los concejos de la comarca, ha sido la diferente mejoría del desempleo masculino en comparación con el femenino. La brecha entre el número de hombres y de mujeres en paro ha multiplicado su tamaño por tres durante la década de crisis, siendo las grandes damnificadas las mujeres. Así, a diciembre de 2008 había 2.517 hombres en paro en Avilés y 2.788 mujeres (una diferencia de 271); en estos momentos la diferencia es del triple, 788: 2.574 hombres en paro y 3.362 mujeres. Sobre este particular también ponen el acento crítico las organizaciones sindicales.

El perfil más común entre los parados avilesinos corresponde a una mujer mayor de 45 años con estudios de la primera etapa de Secundaria y que busca empleo en el sector servicios. Para el conjunto de la comarca, la industria y la construcción van a la par en materia de número de parados: 858 y 828 respectivamente; la agricultura y la pesca aportan 199 personas a la bolsa del paro y los servicios son, con mucha diferencia, los grandes generadores de desempleo: 6.599 personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído