11 de enero de 2019
11.01.2019

Menos aluminio con el bocata

El colegio El Quirinal crea una escultura con los envoltorios de los almuerzos para concienciar sobre los residuos

11.01.2019 | 02:45
Alumnos del colegio El Quirinal rodean la figura de papel de aluminio hecha con envoltorios de los bocadillos.

Para concienciar a los alumnos sobre la conveniencia de sustituir el papel de aluminio que envuelve el aperitivo de media mañana por un táper, el colegio El Quirinal ha llevado a cabo una actividad lúdica con fin educativo titulada "Acabemos con el monstruo Aluminium". La acción, enmarcada dentro de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, ha consistido en colocar cajas en distintos puntos del centro dentro de las cuales los estudiantes han ido depositando los brillantes envoltorios. Con todos ellos, Soralla Millán y Elena Recena, profesoras de Educación Infantil, crearon el monstruo Alumium, una escultura en la que la cabeza está hecha de bolsas unidas con silicona, el cuerpo es una caja recubierta del llamado papel de plata y los brazos están hechos con unas botellas revestidas del mismo material.

La pieza ha sido instalada en el vestíbulo del colegio "para su visualización y sensibilizar a los alumnos de la cantidad de residuos que se genera", comenta Soralla Millán. Ante tal volumen de papel de aluminio, la docente apunta que "hay que incidir mucho en las familias, cuesta trabajo concienciarlas", para que opten por un recipiente. También les sugieren no utilizar filmes y sustituir las bolsas de plástico por otras de tela que son reutilizables y duraderas. Para ello, según relata Soralla Millán, el colegio montó un tendal de los residuos con todas las bolsas de un solo uso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook