29 de enero de 2019
29.01.2019
CORVERA

Anulado el juicio de Quintanas de Chacón, que pasará a manos de un jurado popular

Los delitos que se imputan a Enrique Bueno y a Ramón Chaves no son competencia de la Sala de lo Penal

29.01.2019 | 02:59
Por la izquierda, Enrique Bueno y Ramón Menéndez Chaves, ayer, antes de la anulación de la vista.

El proceso judicial contra el exconcejal de Urbanismo Enrique Bueno y el secretario municipal, Ramón Menéndez Chaves, por la negociación del convenio de Quintanas de Chacón y la aprobación del Plan Urbano sufre un nuevo retraso. Ayer, tenía que dar comienzo la vista oral en el Juzgado de lo penal número 1 de Avilés, pero ha sido suspendido: la Sala de lo Penal no tiene la competencia para atender los delitos que se les imputan a los dos acusados y será un Tribunal de Jurado el encargado de estudiar el caso.

A primera hora de ayer, los imputados acudieron al Juzgado avilesino para declarar junto a dos testigos en la primera sesión del juicio, pero tras una reunión previa entre la jueza titular de la sala y los abogados de defensa y acusación, la vista se consideró nula. "Los delitos de cohecho -que se le imputa a Bueno- y de negociaciones prohibidas a los funcionarios públicos -que se le imputa a ambos- son competencia del Tribunal de Jurado y, por tanto, esta sala no tiene competencia para juzgar los hechos", señaló la jueza, tras la petición del abogado fiscal, a la que se adhirió la acusación particular y con la que los abogados de ambos acusados estuvieron conformes.

La titular de la sala explicó que la nulidad afecta "únicamente desde el auto de apertura del juicio oral, al entender que el resto de la instrucción se realizó de modo impecable y sin que se vulneraran derechos fundamentales ni existieran infracciones procesales", es decir, que toda la investigación previa es válida.

Por ello, la causa vuelve al Juzgado de instrucción número 4 de Avilés, pero sólo para que se abra una nueva vista oral, en este caso, con jurado popular. Este trámite puede durar meses, ya que, además de encontrar una nueva fecha, en esta ocasión en los Juzgados de Oviedo, se ha de elegir al jurado.

El error de competencias no es casual, ha sido propiciado por lo largo y complicado del proceso, ya que en un primer momento, la acusación imputaba a ambos acusados varios delitos más, que sí debían ser juzgados por vía penal. Sin embargo, de esa lista de delitos, tras varios recursos, sólo han quedado el de negociaciones prohibidas, que se imputa tanto a Bueno como a Chaves, y el de cohecho, en este caso, sólo al exconcejal. "Es una cuestión de procedimiento y no hay nada que hacer. Nadie quiere que el juicio se declare nulo", señaló la abogada de Enrique Bueno, Paloma García. De la misma opinión, es el abogado de la acusación particular, Marco Pintado: "Tras todo el proceso, cualquiera de las partes podría pedir la nulidad de la sentencia".

Así, previsiblemente no será hasta otoño de este año cuando vuelva al Juzgado un caso que tiene paralizada la reurbanización de la principal entrada a Las Vegas. "Seguimos con todo parado y no hay forma de que se solucione el embudo que tenemos en las calles de la Estebanina y Quintanas de Chacón. Hay que buscar una solución que no vaya ligada a un convenio", sentenció ayer el presidente de la asociación de vecinos de la localidad, Juan Manuel González, citado ayer para declarar como uno de los doce testigos -aparte de seis peritos- que debían comparecer hasta el jueves en el Juzgado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído