29 de enero de 2019
29.01.2019
GOZÓN

"Las plusvalías son injustas, pero necesarias", asegura el Alcalde

Jorge Suárez rechaza la propuesta de IU de reducir el tipo un 24% y bonificar la transmisión de terrenos entre familiares: "Es inviable"

29.01.2019 | 02:59

Las plusvalías municipales -impuesto del Incremento del Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana- en la transmisión de terrenos será uno de los puntos a debatir en el Pleno de Gozón de esta semana. Izquierda Unida presentó ayer, en la comisión de Hacienda, una propuesta para reducir el gravamen de este impuesto y aplicar una bonificación en la herencias de terrenos por parte de familiares directos, en el caso de que se trate de la vivienda habitual. El alcalde, Jorge Suárez (PSOE), rechazó ayer esta iniciativa: "Las plusvalías municipales son injustas, yo las quitaría, pero el Ayuntamiento necesita los recursos. En la situación en la que estamos, el Ayuntamiento no se sostiene sin esos recursos".

Pese a la oposición del gobierno, la propuesta puede salir adelante si el Partido Popular la apoya. Precisamente, fueron los populares los que, en el pasado Pleno, realizaron la propuesta de reducir la plusvalía -que se aplica por la revalorización del terreno en el que se sitúa un inmueble cuando cambia de manos-. IU se encargó de hacer números para llevar su propia propuesta y espera contar con el apoyo del PP.

Concretamente, Izquierda Unida propone rebajar el tipo del gravamen un 24 por ciento en todos los casos, pero además hace otra propuesta: bonificar el 50 por ciento de la cuota en la transmisión de terrenos por causa de muerte en el caso de familiares directos (ascendientes, descendientes y cónyuge) siempre y cuando se trate de la vivienda habitual de quien recibe el inmueble.

"Sabemos de la situación del Ayuntamiento y, por eso, hemos hecho números. Creemos que con esta bonificación el Ayuntamiento no perderá recursos", sostiene Ana Ruiz, concejala de Izquierda Unida, que explica que han buscado una forma de paliar la eliminación de la bonificación del 40 por ciento de este impuesto que estaba decretada por el Estado. "Entendemos que no se puede eliminar este impuesto, pero hemos buscado un equilibrio. Por ejemplo, según la ley, la bonificación del 50 por ciento que proponemos, puede ser hasta del 95 por ciento", explica la edil de la coalición, que tiene esperanzas de que la propuesta salga adelante.

El Alcalde mantiene que la reducción de las plusvalías es "inviable". La precaria situación económica del Ayuntamiento hace que "cada ingreso sea vital", no solo para hacer frente a la deuda, sino también para "ofrecer a los gozoniegos los servicios que necesitan. Jorge Suárez va más allá: "La deuda está ahí, los servicios que no son todo lo adecuados que querríamos para los gozoniegos, con unas infraestructuras públicas, dígase instalaciones deportivas, dígase caminos, que necesitan adecuación y a todo eso hay que sumar lo que supone el cierre de Alcoa a este Ayuntamiento. Si hay alguna forma real de que salgan las cuentas, genial, pero no se puede engañar a los vecinos".

En la comisión también se habló de los presupuestos, que también se debatirán en el próximo Pleno y que están en el aire. Uno de los puntos claves del presupuesto es cómo hacer frente al cierre de la aluminera estadounidense, que hasta este momento aportaba con el pago de sus impuestos el diez por ciento del presupuesto municipal. IU ya declaró que no los apoyaría si se mantenía el plan de privatizar el alumbrado, una idea que el gobierno no ha cambiado. "El alumbrado se retrasará por un trámite del proceso de adjudicación y por eso no irá en este Pleno. Estamos esperando a que se resuelva un recurso antes de adjudicar el contrato", señaló ayer el Regidor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook