31 de enero de 2019
31.01.2019
CORVERA

El "macrojuicio" de la trama del agua se va a Oviedo por falta de espacio en Avilés

El proceso sobre las relaciones comerciales de la empresa y del Ayuntamiento tendrá tres vistas por semana desde octubre a diciembre

31.01.2019 | 03:04
Una de las piscinas de Corvera.

El juicio de la trama del agua -la de la controvertida planificación, construcción y concesión del servicio de las piscinas de Las Vegas a la empresa Aquagest- se celebrará finalmente en el salón de plenos del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), en el palacio de Valdecarzana de Oviedo (en la calle San Juan). La razón de que un caso instruido en Avilés durante más de un lustro termine en la capital regional se debe, según el TSJA, a que la magistrada encargada de juzgar las relaciones comerciales de la empresa con el concejo de Corvera asegura "que no podría celebrarlo en su sala de vistas habitual, ni en cualquier otra del edificio de juzgados de Avilés, por el gran número de partes intervinientes en el mismo". Esta apreciación ya la había comunicado cuando acordó las fechas de las vistas con las diferentes partes de la causa (en octubre pasado).

Desde el tribunal se indicó ayer también que, para cuando comience el "macrojuicio", el salón de plenos del ovetense palacio de Valdecarzana "ya contará con la instalación del sistema de grabación de vistas que permitirá la celebración de este y otros juicios que, por las mismas causas, fuese necesario en un futuro". Las vistas están señaladas para los días 14,15,16, 24, 25, 28, 29, 30 y 31 de octubre; 5,6, 7, 12, 13,14, 18, 20, 22, 25, 26 y 27 de noviembre y 3, 4, 5, 9, 11, 12, 17, 18, 19 y 20 de diciembre. Este será el juicio más largo de la historia reciente en Avilés.

Los acusados en la trama del agua son, por una parte, el exalcalde de Corvera Luis Belarmino Moro; su exteniente de alcalde, Ana Belén Toro; el exconcejal de Urbanismo y expresidente del PP en Corvera, Luis Solares. Y por otra, el expresidente y exconcejal en Avilés de ASIA, Miguel Ángel Villalba, su hermana Elena (también exconcejala) y la madre de ambos. Asimismo, el exnovio de Elena Villalba. Y también empleados de la empresa Aquagest en el momento en que estalló el caso -finales de 2012- y la propia compañía que gestiona las contestadas piscinas de Las Vegas. Los delitos que se imputan a todos ellos son semejantes: cohecho, tráfico de influencias, negociaciones prohibidas, falsedad en documento privado y estafa agravada. La lista de testigos es larga y abarca desde técnicos hasta exresponsables políticos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído