Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marejada en los puertos en plena costera de la caballa y en vísperas electorales

Seísmo pesquero: dimiten todos los patrones mayores, quejosos con el reparto de la xarda

La renuncia colectiva responde al incumplimiento de la supuesta promesa del PSOE de cambiar el criterio de distribución de cupos favorable al País Vasco que impuso el PP

Seísmo pesquero: dimiten todos los patrones mayores, quejosos con el reparto de la xarda

Seísmo pesquero: dimiten todos los patrones mayores, quejosos con el reparto de la xarda MARCOS LEÓN

Un tsunami de consecuencias imprevisibles puso ayer patas arriba la pesca asturiana. Los patrones mayores de 17 de las 18 cofradías pesqueras adscritas a la federación provincial (todas las existentes menos la de Lastres) dimitieron en bloque como muestra del hastío que tiene el sector por el reparto "discriminatorio" de los cupos de xarda (caballa) entre las flotas del Cantábrico, una problemática que colea desde 2013. Además de los patrones mayores de 17 puertos pesqueros -el de Avilés, Tomás Badiola, se desmarcó de la medida- también renunció al cargo el presidente de la federación provincial de cofradías, Dimas García, quien no obstante dijo que seguirá "en funciones" para "coordinar" las movilizaciones que se convoquen próximamente.

La dimisión en bloque de los patrones mayores asturianos es el último capítulo de un culebrón que tiene su origen en la decisión del primer Gobierno de Mariano Rajoy de repartir las posibilidades pesqueras de xarda (la cuota que concede a España la Unión Europea) según unos porcentajes que son sensiblemente mayores para el caso del País Vasco y Cantabria que para Asturias y Galicia. Los pescadores asturianos ven en ese "reparto asimétrico" parte del pago de un peaje político a la comunidad vasca, supuestamente a cambio de contar con el voto de fuerzas nacionalistas como el PNV en el Congreso. Este acuerdo lesivo para la flota pesquera de Asturias ha sido reeditado por el PSOE de Pedro Sánchez, lo cual ha precipitado el estallido de rabia en los puertos.

La gota que ha colmado el vaso ha sido el reparto esta misma semana de un cupo extra de xarda de 2.362 toneladas (obtenidas por intercambios de pesca con terceros países y negociaciones llevada a cabo con la UE para reformular el pago de la multa por sobrepesca de caballa que viene pagando España desde 2010) según el mismo criterio asimétrico causante de la polémica.

Promesas incumplidas

Los pescadores asturianos aseguran haber recibido promesas en los últimos meses referidas a que en el caso del cupo adicional de xarda el reparto se haría de forma lineal y el hecho de que a la hora de la verdad no haya sido así ha sido como una cerilla en un polvorín. Salvador Fernández Marqués, patrón mayor de Cudillero, resumió el sentimiento del sector del siguiente modo: "Nos habíamos agarrado con tanta fe a ese gesto simbólico de repartir de forma lineal los kilos obtenidos como cupo adicional (2.362 toneladas para todo el Cantábrico) que ahora, al comprobar que otra vez hemos sido engañados y que las promesas se vuelven humo, no nos queda otra que pasar a la acción. Podría decirse que nos han matado la ilusión".

Los patrones mayores dimisionarios elaboraron ayer una agenda de movilizaciones que darán a conocer en próximos días y que incluyen el reparto de panfletos, la presencia de piquetes pesqueros en actos políticos de la campaña electoral y un reparto de xarda en Oviedo a finales de este mes para explicar a la gente los motivos del conflicto de la caballa, cuya costera se halla estos días en pleno apogeo.

Sacudida política

La insólita decisión de los patrones mayores asturianos de dimitir en bloque sacudió al PSOE asturiano de abajo arriba, no en vano la implantación de este partido en el sector pesquero es pública y notoria. Aún sin saber lo que se cocía, la Secretaría General de Pesca, Alicia Villauriz, hizo declaraciones matinales a este diario para tratar de calmar unas aguas que ya se veían revueltas desde el jueves. La responsable ministerial negó haber prometido a los pescadores asturianos un reparto lineal del cupo adicional de caballa e hizo ver que tal posibilidad sería ilegal: "La orden ministerial que regula el reparto de la cuota de caballa es una herencia del PP y tenemos que estar a lo que dicta; otra cosa es que pudiera ser cambiada en el futuro".

Consciente del malestar pesquero, la FSA también movió ficha: la dirección federal del partido fue advertida del golpe en la mesa que habían dado los pescadores, recibiendo como respuesta el compromiso de "trabajar por encontrar vías que palíen de acuerdo con los intereses de Asturias una situación injusta heredada del PP ". Fruto de las llamadas telefónicas y conscientes de lo que se juega el PSOE en el envite con las elecciones a la vuelta de la esquina, Alicia Villauriz accedió durante la tarde de ayer a visitar Asturias la próxima semana para "hablar con los pescadores".

Compartir el artículo

stats