Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La foguera vuelve a sus orígenes

El Ayuntamiento convocará un concurso para los diseños de la pira y quiere dar un impulso a la música folk para la noche del 23 de junio

Asistentes a una foguera de San Juan en Trasona.

Asistentes a una foguera de San Juan en Trasona. MARA VILLAMUZA

La foguera de San Xuan del pantano de Trasona es una de las fiestas de referencia en el concejo de Corvera y en toda la comarca avilesina. El Ayuntamiento es consciente de ese potencial y quiere volver a los orígenes de esa celebración, que desde hace un par de años es de interés turístico regional. Una de las principales novedades de 2019 será la convocatoria de un concurso artístico para la estructura que arderá en el entorno del embalse en la noche más mágica del año. La idea ya está sobre la mesa y cuenta con una partida económica de 3.450 euros para el ganador del concurso, como se hacía hasta 2004, año en el que los trabajadores municipales se empezaron a hacer cargo de diseñar la pira.

Esa cantidad se divide en dos partes. Los ganadores del concurso percibirán 3.000 euros para el uso de materiales y 450 en concepto de premio. Otra de las apuestas del gobierno local para la fiesta de San Xuan es la recuperación de la "Nueche folk", es decir, que el Ayuntamiento ha repensado la cita y ha desechado la incorporación de djs de música electrónica.

La fiesta nació en 1992 a iniciativa de dos colectivos ya desaparecidos, que eran "AJK" de Cancienes y "Esbardu" de Las Vegas. "Aquel año se sentaron las bases para una de las fiestas imprescindibles en la comarca y en Asturias", relata el gerente de Cultura, Adolfo Camilo Díaz. Fue en 1994 cuando el Ayuntamiento planteó organizar las fogueras artísticas. "Nos basamos en conceptos como el Land art y el arte efímero", señala Camilo. "Invitamos a artistas asturianos, el primero en hacer una estructura fue Ánxel Nava con 'El Llamaral de Ilión', fue impresionante", añade el gerente de Cultura.

Tras tres años de invitaciones, al cuarto se convocó el concurso que ahora se quiere recuperar. Desde el principio, hubo obras de arte efímero que aún se recuerdan, como la propuesta por el director teatral José Rico, que fue una estructura de hielo que ardía junto a la madera. Otro año, Vicente Pastor confeccionó una representación de la Osa Mayor con siete fogueras. Toni Solís ganó con dos fogueras, una que ardió a medianoche en el entorno actual y otra sobre una balsa en el interior del pantano que fue prendida por un arquero del club corverano. La fiesta subía de nivel cada año. Otros artistas como Ástur Paredes y Rubio Camín también participaron.

Todo mantenía su esencia hasta que en 2003 hubo un cambio de gobierno. La fiesta de San Xuan no se vio afectada hasta 2004, con Luis Solares como concejal de Cultura y Luis Belarmino Moro de Alcalde. A partir de ese momento, fueron los operarios municipales los que se hicieron cargo de las estructuras. Francisco Sabio y Tito Pravos, principalmente.

El alcalde, Iván Fernández, defiende la vuelta a los orígenes de la foguera, "marcados por la participación". Sobre la recuperación de las noches folk, indica: "La música electrónica ya tiene presencia en la jira y en las sesiones que se organizan en el parque Europa queremos que la fiesta de la foguera sea para la música folk y celta".

Compartir el artículo

stats