13 de abril de 2019
13.04.2019

Los escolares cambian de piñón

Cuatro centenares de estudiantes recorren la ciudad a todo pedal para reivindicar más carriles bici

13.04.2019 | 01:32
Los escolares en sus bicicletas, ayer, en el parque del Muelle.

"Un aplauso: lo hemos conseguido", reclamó ayer Joaquín Rodríguez con el micrófono en la mano, dirigiéndose a una plaza de España llena de 400 niños con sus bicicletas. Un cuarto de hora antes de lo previsto, los aprendices de ciclista alcanzaron su meta: reivindicar más kilómetros de carril bici y un plan vial de futuro. "Es bueno para todos: para nosotros y también para la ciudad porque hace caer la contaminación", insistió Rodríguez, representante de Asturias en Bici y de Pedalea Avilés, dos colectivos ciclistas que trabajan por la universalización de este medio de transporte. Laura Collazo, profesora de Llaranes, explicó que ella y sus alumnos participaron en la Bicicletada porque conoce bien el trabajo de los dos colectivos. "Vinieron el año pasado a enseñar a montar en bici al colegio a quienes no sabían", aseguró. "Y también este", apostillaron casi a coro Diego González y Sergio del Valle, dos de los alumnos de Collazo, ambos de doce años. "De sexto de Primaria", apostilló la profesora.

Los ciclistas del "tour" escolar salieron del parque del Muelle y después recorrieron las calles más céntricas de la ciudad. Fueron la admiración de los vecinos que contemplaron el pelotón que llegó al Parche desde la calle de la Cámara. En ese lugar, los voluntarios de Asturias en Bici habían dispuesto una serie de paneles para que los participantes pusieran su relación con las bicis. Los hubo digitales a tope: "Le pongo un like", escribió para, a continuación, dibujar un emoticono de aprobación. También los hubo sencillos: "Me ha gustado mucho". Eso fue lo que aseguraron los alumnos del Virgen de las Mareas. Yeiko Jiménez no levantaba dos palmos, pero mostró claridad: "Claro que me ha gustado". Los del Virgen de las Mareas fueron once, entre ellos Elisabeth y Leonor Jiménez.

"Solo tenemos cinco kilómetros de carril bici: desde el paso Larrañaga al barrio de La Luz. Hay que estudiar dónde abrir más. Puede servir con repensar cómo bajar la densidad de tráfico. No puede ser que en las puertas de los colegios haya dobles y triples filas", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook