14 de abril de 2019
14.04.2019

Cientos de avilesinos acompañan la procesión de La Borriquilla

La Guardia Civil escolta al paso de la entrada triunfal de Cristo

14.04.2019 | 13:46
Cientos de avilesinos acompañan la procesión de La Borriquilla
Ángel Fernández Llano, este mediodía, bendiciendo las palmas y los ramos

El paso de La Borriquilla supone la apertura de la Semana Santa avilesina. A las doce menos cuarto y bajo un sol que quemaba el cura Ángel Fernández Llano bendijo palmas y ramos en la plaza de Carlos Lobo: "No hace falta que llegue el agua a todas: están todos bendecidos", señaló.

La cofradía Nuestro Padre Jesús de la Esperanza fue, como todos los años, la encargada de portar el paso que recuerda la entrada solemne de Cristo en el Jerusalén. Salieron alrededor de sesenta cofrades acompañados de una veintena de miembros de la banda.

La Orden Terciaria de San Francisco, simpatizantes y familiares también recorrieron las calles de Avilés en esta primera procesión marcada por el buen tiempo y por la afluencia de público.

Encabezó la comitiva la banda de tambores de Nuestro Padre Jesús de la Esperanza, seguida de cofrades (muchos descalzos en señal de penitencia), miembros de la orden seglar y niños y niñas con sus palmas vestidos a la usanza hebrea.

El paso es un conjunto escultórico tallado en madera policromada en 1955 en Santiago de Compostela por los artesanos Rodríguez y Puente. Es propiedad de la orden Franciscana Seglar de Avilés. Consta de varias imágenes: Jesús a lomos de una borrica, una borriquilla a su lado (que da nombre popular a la procesión del Domingo de Ramos), los apóstoles San Juan y San Pedro en los laterales traseros y dos niños en la parte delantera. Reposa junto a la capilla del Carmen de San Antonio de Padua.

El emblema de esta cofradía es la cruz con dos palmas, una a cada lado, que simboliza el principio y el fin de la Pasión de Cristo. El hábito de los cofrades está compuesto por túnica de viyela blanca, capirote de raso verde con el emblema, zíngulo del mismo color, guantes y calcetines blancos, y zapatos negros.

Los cofrades de Nuestro Padre Jesús de la Esperanza también protagonizan la segunda procesión de la Semana Santa de Avilés, la de Jesús Cautivo, que si el tiempo lo permite partirá mañana de la iglesia de San Antonio de Padua a las nueve menos cuarto de la tarde con el paso de Jesús de Medinacelli.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído