04 de diciembre de 2019
04.12.2019

Detenido un avilesino por forzar a dos prostitutas a prácticas sexuales extremas

El varón, en libertad a la espera de juicio, obligó a las meretrices a acostarse con él sin usar protección y a consumir cocaína de su miembro

04.12.2019 | 02:49

Un avilesino prestó declaración el lunes en el Juzgado acusado de haber forzado a dos prostitutas a realizar prácticas sexuales extremas, tales como consumir cocaína directamente de su miembro viril o a mantener sexo sin protección. El suceso se produjo en el domicilio del acusado, la madrugada del sábado al domingo. El hombre fue denunciado por unas de las meretrices, que acudió al Hospital San Agustín y que posee un parte de lesiones. El implicado quedó en libertad a la espera de juicio y no ha transcendido información personal sobre su identidad.

Según ha podido saber este medio, el avilesino primero contrató a una de las prostitutas y posteriormente a una segunda. En su casa es donde habría tenido lugar la agresión sexual, especialmente desagradable. El acusado forzó a las dos mujeres, de nacionalidad extranjera, a mantener sexo sin protección en contra de su voluntad. También las obligó a consumir droga. Cocaína, en concreto, que el varón se habría extendido por su pene obligando a las mujeres a hacerle una felación. También esparció supuestamente droga por su espalda y por su ano. Una de ellas presentó denuncia en comisaría.

El acusado quedó en libertad a la espera de que se celebre el juicio. Las lesiones fueron especialmente duras en una de las prostitutas, que fue la que denunció. La otra mujer, a la hora de haber prestado declaración el lunes en el Juzgado de Avilés, habría sido llamada como testigo, e, incluso, con su versión habría exculpado al acusado. Si bien, según fuentes policiales, también habría sido obligada a mantener relaciones sexuales sin protección y a consumir droga en la noche en la que se produjeron las agresiones sexuales. Al parecer, el acusado también se negó a pagar por los servicios.

Este nuevo caso de violencia contra la mujer tuvo lugar pocas horas después del intento de violación a una mujer en la calle Martinete de Llaranes, el viernes sobre las 7.30 horas de la mañana, muy cerca de colegio Apolinar García Hevia. Fue la afortunada intervención de un vecino, Sergio González, lo que evitó que el agresor cumpliera su objetivo. El acusado, que no habría llegado a penetrar a la víctima, está en prisión por, además de haber intentado agredir a esta mujer, tener antecedentes por robos. La noticia de esta agresión fue adelantada en su versión digital por LA NUEVA ESPAÑA.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído