Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más médicos para más ancianos

l Los sanitarios urgen que se cubra la plantilla orgánica en el área l Proponen instalar más desfibriladores para que Avilés sea "cardioprotegida"

Profesionales de la uvi móvil de Avilés atendiendo a una mujer accidentada en Llaranes, en una imagen de archivo. LNE

La Organización Mundial de la Salud (OMS) es tajante: el personal sanitario es imprescindible para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio relacionados con la salud. En Avilés, los médicos consideran "urgente" que se contraten facultativos "para atender a una población envejecida y enferma". No se lo inventan: el área sanitaria avilesina es la más envejecida de Asturias y, dentro de su zona, hay concejos como Muros de Nalón o Cudillero que triplican el índice de mayores de 65 años en España. Predomina lo que llaman pacientes con "pluripatología"; es decir, enfermos crónicos con enfermedades complejas que consumen varios fármacos.

"Se necesita que se contraten más médicos, es una forma de que no se trabaje bajo presión", dicen los médicos de familia que cada día se enfrentan a agendas sin espacio para una cita más. Esto conlleva, a su vez, y como critican los usuarios, a continuos "colapsos" de los centros de salud, especialmente de la zona urbana. En el foco de la polémica suele estar el centro de salud de Sabugo por la sobrecarga de trabajo de los profesionales y las esperas que sufren los pacientes, pero es igual de importante la saturación de La Magdalena o Llano Ponte. Concretamente los médicos de siete centros de salud atienden a más pacientes que la media regional.

En el Hospital San Agustín, en lo que respecta a las vacantes de especialistas, la cosa no está mucho mejor. En el servicio de Traumatología, por ejemplo, faltan varios profesionales. Esto ha llevado a la dirección que lideró Enrique González -gerente en funciones hasta que se nombre a su sucesor en los próximos días- a reorganizar las agendas y derivar a los rehabilitadores y reumatólogos algunos casos que no son exclusivos del traumatólogo. En Dermatología la plantilla también es escasa. Así, el San Agustín estaba citando en las últimas semanas del año para noviembre de 2020.

Los profesionales sanitarios y no sanitarios esperan, pues, que el año recién estrenado traiga la cobertura de la plantilla orgánica en todas las categorías, no solo en la de profesionales médicos. Dicen que faltan enfermeras, auxiliares, celadores, fisioterapeutas... Todos confían también que con el nuevo año llegue el nuevo gerente, mientras en los pasillos se siguen escuchando nombres de posibles candidatos: Ricardo de Dios, Arbizu...

Los profesionales que trabajan en una lucha contra el reloj con las uvis móviles también piden, por ejemplo, que se instalen más desfibriladores en la calle y que la gente sepa utilizarlos. Lo llaman hacer de Avilés una "ciudad cardioprotegida". En números: en los últimos tres años, un total de 185 personas sufrieron paradas cardiacas en el área sanitaria avilesina, lo que equivale a una media de sesenta por año. Solo en un 25 por ciento de los casos los vecinos que se encontraron de bruces con la enfermedad realizaron la RCP. En otro 25 por ciento de casos la reanimación cardiopulmonar la practicaron profesionales de atención primaria y en la mitad de las ocasiones, el paciente infartado no recibió asistencia antes de la llegada de los sanitarios en la uvi.

Los pacientes también esperan avances con el año entrante: menos listas de espera en atención primaria y especializada, sobre todo en consultas externas. También un mejor servicio de pediatría en los concejos -en Castrillón los vecinos llevan meses reclamando que se restituya el servicio de Pediatría en Raíces Viejo-, y que en los puntos de atención continuada del área sanitaria cuenten con estos profesionales.

Compartir el artículo

stats