Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Polémica con las fiestas del Bollo

División por el traslado de la Comida en la Calle a septiembre: "Es mejor esperar a 2021"

"Cada fiesta tiene su fecha", afirman entidades implicadas en el festejo l "Sería un balón de oxígeno para vecinos y hostelería", dice la oposición

La plaza del Carbayo, llena en la Comida en la Calle de 2019.

La plaza del Carbayo, llena en la Comida en la Calle de 2019.

Celebrar o no celebrar la Comida en la Calle cuando pase la crisis del coronavirus. Esa es la cuestión. La recuperación del banquete popular en un futuro no muy lejano -si la pandemia lo permite- divide a colectivos y corporación municipal. Hay quien cree que la mejor opción sería "pasar página y esperar al año que viene" para disfrutar de la singular fiesta y los hay que encuentran en ella la excusa perfecta para celebrar la victoria frente al COVID-19.

El "sí" a celebrar la Comida en la Calle tras la crisis sanitaria lo abandera el gobierno local. Ya cuando anunció la suspensión de las fiestas del Bollo, el pasado 13 de marzo, la alcaldesa, Mariví Monteserín, dejó la puerta entreabierta a retomar el banquete popular tras la crisis sanitaria. El lunes, día en que debió celebrarse el multitudinario convite, fue más precisa: "Cuando todo pase comeremos en la calle porque lo necesitamos y hay disposición popular para ello".

Las asociaciones que participan activamente en las fiestas del Bollo no lo ven tan claro como el gobierno local. "Yo soy partidario de pasar página. Desafortunadamente este año no pudimos celebrar los festejos y creo que, como el resto de actividades programadas, la Comida en la Calle debería esperar al año que viene", afirma Benjamín Lebrato, presidente de la cofradía "El Bollo", que pese a todo sí entregará el bollo y la botella de vino a sus socios y colaboradores y sacará a la venta su tradicional revista.

Lo mismo opina Margot Carrera, presidenta de la asociación de Amas de Casa de Llaranes, que el pasado lunes debió organizar la 42.ª. edición del concurso de fabadas. "Puedo entender que cuando superemos el virus se organice una fiesta todos juntos, pero no comparto que se le llame la Comida en la Calle. Cada fiesta tiene una fecha y creo que para celebrar el Bollo hay que esperar al año que viene", explica.

En la misma línea se posiciona Rafael Bonilla, portavoz de hostelería de la UCAYC, quien considera, además, septiembre puede no ser una buena fecha para la celebración. "El 13 de septiembre pillaría justo después de San Agustín y la Semana de la Tapa", apunta el empresario, que cree que esa hipotética Comida en la Calle tampoco gozaría del mismo tirón que la tradicional. "Soy de los que piensan que cada cosa tiene su tiempo y es cuando hay que celebrarlo", abunda.

Más favorables se muestran los de la Agrupación Polifónica Centro Asturiano de la Habana, que llevan 28 años consecutivos -éste habría sido el 29- amenizando con su certamen de habaneras las fiestas del Bollo. "Ya hablamos con Festejos y le dijimos que si la fiesta puede celebrarse a finales de verano nosotros también organizaremos nuestro ciclo de conciertos", asegura el secretario de la entidad, Felipe Arabia, sobre una cita que sería menos ambiciosa que la planeada para este 2020. "En vez de traer corales de fuera programaríamos con grupos asturianos", aclara.

En el Pleno la postura de los grupos municipales es favorable. Tanto Cambia, como PP, Ciudadanos y Vox ven con buenos ojos una futura celebración "que sirva también como balón de oxígeno para la hostelería y el comercio local y de festejos y confraternización para los vecinos". Eso sí, advierten, siempre que las condiciones sanitarias garanticen que no se correrá ningún riesgo.

Hasta ahora, tanto la regidora como el gobierno local eluden pronunciarse sobre una posible fecha definitiva para la celebración. Tal y como informó ayer LA NUEVA ESPAÑA, una de las que se baraja es el próximo 13 de septiembre, domingo. El pasado 6 de abril Monteserín firmó una modificación del contrato menor del servicio relativo a las inscripciones y distribución de asistentes para las fiestas del Bollo en el que reflejan que la nueva fecha para celebrar el convite popular en el que se posponía para la citada fecha en el segundo fin de semana de septiembre, días después del puente del día de Asturias. Si bien, desde el gobierno local afirman que ésta es una fecha estimativa y que no hay ninguna decisión firme tomada al respecto.

Compartir el artículo

stats