El Centro Niemeyer continúa retomando las actividades que se vieron canceladas por la irrupción de la crisis sanitaria. Tras la reapertura de la Plaza, el servicio de cafetería y las exposiciones de Picasso y Nadia Lee Cohen, el miércoles 17 de junio, regresan las visitas guiadas.

Durante el mes de junio las visitas tendrán lugar de miércoles a viernes a las 17.00 horas, y los sábados, domingos y festivos a las 12.30 y 17.00. Los horarios se ampliarán en julio y agosto, pasando a desarrollarse de lunes a domingo a las 12.30 y 17.00 horas.

Entre las nuevas medidas que se han establecido con motivo de la crisis sanitaria se encuentra la reducción del número de personas que pueden acceder de forma simultánea a cada frecuencia de visitas, el uso obligatorio de la mascarilla y el respeto en todo momento de la distancia de seguridad. Además, el uso de los ascensores se limitará a aquellos casos en los que sea imprescindible: embarazadas, personas con movilidad reducida, etcétera.

La visita guiada, con una duración estimada de 45 minutos, incluye la Plaza, la Sala de Fotografía, la platea y escenario del Auditorio, la Torre-Mirador y la Cúpula, e incluye detalles como los orígenes del complejo, las características de la arquitectura de Niemeyer, las peculiaridades constructivas de un edificio tan singular como la Cúpula o información sobre los murales cerámicos y sobre la llamada "grada democrática".

Las entradas, como es habitual, se pueden adquirir en la taquilla del Centro Niemeyer sin necesidad de realizar reserva previa. Su coste es de tres euros (2 euros la reducida para estudiantes, desempleados, universitarios y otros colectivos).

Los grabados de Picasso en la cúpula del Niemeyer

Tras retomar la actividad, regresa una de las exposiciones que fue interrumpidas con motivo de la crisis del coronavirus: "Grabados eternos". Una muestra que recoge una serie de grabados de uno de los mayores artistas del siglo XX, Pablo Picasso, en la Cúpula del Centro Niemeyer.

La exposición muestra, en primer lugar, una de las pocas series completas que existen en el mundo de "Suite Vollard", obra cumbre del grabado del siglo XX, perteneciente a Fundación Mapfre. A esta serie, compuesta por un centenar de obras, se le suman los doce grabados de "El entierro del Conde de Orgaz", los nueve de "Les Cavaliers d'Ombre" y cuatro grabados más: "Retrato de Dora Maar" (1939), "Mujer en el sillón" (1947), "Cabeza de chica. Françoise" (1974) y "Jaqueline pañuelo negro vestido rojo" (1958). Por último, la exposición se completa con varios carnés del artista y libros de bibliófilo.

Picasso fue el gran artista multidisciplinar del siglo XX, abrazando disciplinas como la pintura, escultura, cerámica... El grabado fue una de las que más le apasionó y en esta exposición se pone de manifiesto el altísimo grado de excelencia artística que alcanzó.