26 de septiembre de 2020
26.09.2020
La Nueva España

Todos los partidos, salvo Cambia Avilés, aplauden los avances del plan de Baterías

La confluencia ve electoralista que el gran polígono verde esté en servicio en 2023, año de comicios municipales y autonómicos

26.09.2020 | 01:07
Todos los partidos, salvo Cambia Avilés, aplauden los avances del plan de Baterías

Todos los grupos con representación municipal, salvo Cambia Avilés (CA), aplaudieron ayer los avances del plan de Baterías tras la reunión en la que la alcaldesa Mariví Monteserín trasladó las últimas novedades sobre el proyecto, entre ellas que el Estado vaya a ofrecer financiación a las empresas que se asienten en los terrenos de la coquería. La primera fuerza de la oposición defiende que "se está empezando la casa por el tejado" y habla ya de un proyecto electoralista. "No se entiende que Sepides (la sociedad estatal propietaria de los terrenos) se ventile en cuatro años el proyecto más complejo al que se ha enfrentado nunca, casualmente en plazo electoral, con vistas a terminar en 2023, año de elecciones municipales y autonómicas", señaló la portavoz de CA, Tania González.

Monteserín celebró que se sigan cumpliendo los plazos marcados y que se haya activado el plan estratégico de comercialización de los terrenos, que incluye la captación de proyectos empresariales y financiación estatal. Se trata de "hacer un paquete completo para promocionar este espacio en el mundo", señaló la Alcaldesa sobre el futuro de unos suelos para usos industriales y empresariales a los que Avilés fía parte de su futuro. De ahí que pida al resto de grupos, como les trasladó en el último Pleno, "que no pongan palos en las ruedas" al plan de Baterías. "Cualquier retraso puede ser una catástrofe. Nuestro mayor problema es la curva demográfica y el envejecimiento. El primer instrumento para luchar contra eso es generar economía y empleo. Ese objetivo es prioritario y es fundamental que nadie ponga cortapisas, ni administrativas ni de otro tipo", dijo ayer Monteserín minutos antes de reunirse con las portavoces de los grupos de la oposición.

No convencieron las explicaciones de la Alcaldesa a Cambia Avilés, el grupo municipal integrado por concejales de Podemos y de Izquierda Unida. La formación viene defendiendo que "el único papel que hay" por ahora "sobre la mesa es el pliego de la licitación (del desmantelamiento), que ya está en marcha". "Ahí se plantea claramente que el objetivo es la creación de parcelas flexibles similares a las del PEPA (Parque Empresarial Principado de Asturias). Primero tenemos que saber si queremos un parque tecnológico, una gran industria o un polígono como el PEPA y después dirigir todas las intervenciones hacia ese objetivo", señaló su portavoz, Tania González, que incidió en que sigue "a la espera de que salga a la luz el estudio de valor histórico y patrimonial de los elementos de Baterías".

"Nosotros tenemos claro que ese suelo es industrial. Necesitamos atraer empresas a la ciudad y que se cumplan los plazos en tiempo y forma, este plan es vital para Avilés. Todo lo demás es un debate que no toca", destacó la portavoz municipal del Partido Popular (PP), Esther Llamazares, que se interesó en la reunión, entre otros asuntos, por la estrategia de atracción de inversiones y por el coste que puede acarrear mantener en pie uno de los gasómetros ("Nos han asegurado que el Ayuntamiento no tendrá que asumir el coste de su descontaminación"). "Para nosotros es fundamental que no se produzcan retrasos. Y no entendemos que haya que paralizar todo esto a la espera de un estudio patrimonial", concluyó Llamazares.

"Nos interesan especialmente los instrumentos financieros que pueda aportar Sepides y sobre todo qué capacidad de conseguir fondos adicionales tiene el Estado para bajar el coste total de las inversiones y así conseguir que el precio de venta de la parcela sea el más competitivo posible. Es fundamental encontrar esos fondos y aplicarlos bien, los del Ministerio de Transición Ecológica u otros fondos europeos", destacó Carmen Pérez Soberón, portavoz de Ciudadanos (Cs), tras aplaudir los avances en "unas líneas de trabajo tan importantes como son la medioambiental y la atracción de inversiones".

En Vox valoraron que se estén dando pasos para poder disponer de terrenos en caso de que alguna gran industria se interese por ellos antes de su urbanización (por ahora, siguen calificados para gran industria). "El suelo de baterías urge. Los plazos tienen que ser escrupulosamente respetados. Si hay un inversor que quiera asentarse antes del plazo fijado, hay que darle todas las facilidades", señaló la portavoz de Vox Avilés, Arancha Martínez Riola. La formación minoritaria de la Corporación también es contundente sobre la conservación o no de elementos: "No puede condicionar el uso del suelo. Todo lo que se pueda conservar, sí, pero en ningún caso a costa de una inversión".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído