Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP advierte de deslocalizaciones si no se resuelve ya el precio de la luz industrial

"El Gobierno de España, con la connivencia de Adrián Barbón, está arrinconando a la industria asturiana", protesta el diputado Álvaro Queipo

Álvaro Queipo.

Álvaro Queipo. RICARDO SOLÍS

"El Gobierno de España, con la connivencia de Barbón, está arrinconando a la industria asturiana", alerta el Partido Popular (PP). El diputado Álvaro Queipo, portavoz de Industria del Partido Popular (PP) en la Junta General del Principado, reclamó ayer en Avilés "más beligerancia" al Principado para solucionar el "problema de competitividad" que afronta la gran industria asturiana por el peso de la factura eléctrica y que "puede derivar en deslocalizaciones y en la pérdida de miles de puestos de trabajo si no se hace nada".

"El principal problema que tenemos hoy en Asturias es la crisis industrial y es un tema que no se toca. Son muchas las empresas asturianas que están esperando poder aligerar los costes para competir a nivel europeo y mundial. El Gobierno no puedo abandonarlos", señaló Queipo en la sede del PP avilesino en una rueda de prensa en la que también participaron la diputada Reyes Fernández Hurlé y el presidente y la portavoz del partido en Avilés, Pedro de Rueda y Esther Llamazares, respectivamente.

Queipo puso sobre la mesa el último informe sobre el coste de la electricidad que hizo público hace unos días la Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (AEGE), a la que pertenecen compañías como ArcelorMittal o Asturiana de Zinc (Azsa). "Si uno se fija en el precio de la electricidad en el mercado mayorista, es cierto que el coste es similar al de Francia y Alemania. Pero hay que tener en cuenta los impuestos que cada país añade al coste base y también las compensaciones que cada país decide aplicar a su sistema eléctrico. Cuando llegamos al coste final podemos ver que el precio de la energía es en España el doble que en Francia y que cuesta más del doble que en Alemania. Y así no se puede competir", expuso el diputado.

Los populares urgen el prometido Estatuto del Consumidor Electrointensivo, que busca mejorar la competitividad de las industrias con gran consumo de electricidad. "Llevamos dos años a vueltas con el Estatuto. Lo necesitamos ya y con un contenido beneficioso para Asturias. Y no estamos viendo que el Gobierno autonómico esté tomando cartas en el asunto ni esté participando de forma activa con sus compañeros de Madrid. El propio Consejero de Industria dijo hace unos días en sede parlamentaria que se negaba a hablar del Estatuto hasta conocer el resultado final, algo que lamentamos profundamente porque hay que presionar", añadió Álvaro Queipo, quien incidió en el "riesgo de deslocalización industrial en la comarca de Avilés y en toda Asturias".

"Exigimos al señor Barbón que dedique unos minutos de su tarea televisiva y propagandística a hablar con el Gobierno nacional para que traiga las medidas que la empresa y la industria pesada asturiana necesitan. ¿Cómo se puede entender semejante dejadez en un tema tan fundamental?", planteó Álvaro Queipo.

El presidente de los populares avilesinos dijo que "por mucho que intente aparentar la Ministra de Industria, la que manda es la Ministra Ribera, y en la política energética de este Gobierno, la industria asturiana sobra". "Dentro de dos años podemos pasar del 'Alcoa no se cierra' al 'Avilés no se cierra'", alertó Pedro de Rueda. "Avilés se puede quedar como un solar", añadió Llamazares. La portavoz municipal reivindicó el "carácter industrial" de Avilés, que "la ciudad no puede perder", y criticó "la desidia del Principado para con esta ciudad".

Compartir el artículo

stats