Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Mercado de Avilés, al borde del concurso de acreedores: “La situación es crítica”

La entidad acumula ya deudas con proveedores y el PP responsabiliza al gobierno local de “ahogar económicamente a la sociedad”

Ambiente, ayer, en el mercado semanal.

Ambiente, ayer, en el mercado semanal. Mara Villamuza

El Mercado de Avilés se encuentra a un paso de entrar en concurso de acreedores. La sociedad tiene como únicos ingresos los que recibe de los vendedores ambulantes y los que se obtienen de la Feria de la Cerveza. Las restricciones sanitarias dejaron a lo largo de buena parte del último año sin mercado de los lunes a la ciudad y la celebración cervecera tampoco pudo convocarse. La sociedad Mercado de Avilés tuvo que pedir un crédito para poder subsistir (afronta además el pago de la hipoteca por valor de 2,2 millones por la reforma de las instalaciones) y la crisis ha llegado a tal punto que en este mes de abril ya no puede pagar a sus proveedores. “La situación es crítica”, denunciaron ayer desde el Partido Popular, grupo municipal que ha destapado la crisis que atraviesa la sociedad y que acusa al gobierno local de “estar ahogándola económicamente”. Las mismas palabras utilizó el gerente de la plaza, Hugo Martínez: “La situación es realmente crítica”.

Los populares sostienen que el Consistorio local no ha atendido hasta el momento las peticiones de auxilio que le vienen lanzando desde el Mercado de Avilés por el agujero que está provocando en sus cuentas la pandemia. Su portavoz Esther Llamazares, documentación en mano, explicó ayer que el Ayuntamiento debería de haber ingresado unos 120.000 euros a la sociedad y que aún no ha autorizado una operación bancaria que permitiría rebajar la cuota mensual de la hipoteca.

Llamazares presentó como prueba un documento registrado por el Mercado de Avilés el 4 de junio de 2020, hace casi un año, donde la gerencia del Mercado comunica su situación al Ayuntamiento. En él se refleja una previsión de pérdida de ingresos de entre 85.000 y 90.000 euros anuales al haber dejado de recaudar las cantidades correspondientes de vendedores ambulantes. Otros 62.000 euros corresponden a la suspensión del Festival de la Cerveza. “Si a esto le sumamos que en el primer trimestre de 2021 los vendedores ambulantes tampoco hicieron ingresos en el mercado por las restricciones, ahora son unos 120.000 los euros que el Ayuntamiento debe ingresar, y no lo ha hecho, al Mercado de Avilés. Tienen que restablecer los ingresos perdidos porque así lo recoge la concesión”, expuso la popular.

Esther Llamazares ,ayer, en la sede del grupo municipal.

El 4 de diciembre de 2020 se produjo un nuevo aviso al Ayuntamiento desde el Mercado de Avilés. Según la documentación que maneja el PP, la sociedad notificó al Consistorio que tuvo que solicitar un préstamo ICO (por 115.000 euros) para abordar la situación a lo largo del año, un escrito en el que se advierte: “La situación es tan grave que seguramente en el mes de febrero ya no podamos hacer frente a la cuota del préstamo bancario que financia todo el proyecto”.

El pasado 19 de febrero, una entidad bancaria concedía a Mercado de Avilés la posibilidad de aprobar una carencia de 18 meses en el préstamo suscrito. “Permitiría que de los 10.000 euros que tienen que abonar de hipoteca al mes, pasarían a ser de 530 euros durante 18 meses, lo que permitiría aliviar la tensión de tesorería. ¿Cuál es el problema? Que esa operación la tiene que autorizar el Ayuntamiento y no lo ha hecho aún”, añadió Llamazares.

La Administración local no solo no ingresa lo que debe a la sociedad, abundó la edil, “sino que, además, burocráticamente le está impidiendo tener un beneficio que la entidad bancaria se mostró dispuesta a autorizar. Desde el Ayuntamiento se está ahogando económicamente al Mercado de Avilés. Nos parece vergonzoso. En el Pleno se aprobó un remanente de 5,8 millones para tapar las gestiones nefastas del PSOE. Para que nuestros comerciantes y nuestras empresas sobrevivan no hay dinero”, zanjó la concejala y portavoz del grupo municipal popular. Ayer mismo se requirió desde el Ayuntamiento más documentación a la sociedad para gestionar la autorización del préstamo.

Problemas con el aparcamiento

Los problemas de aparcamiento en el entorno de la plaza de Abastos tras la peatonalización de la calle Emile Robín constituyen la puntilla a la ya complicada situación de los comercios del Mercado de Avilés, defienden desde el PP, que ve insuficientes los bonos para los parkings públicos y la zona de carga y descarga de La Muralla. “Esa zona la ocupan coches porque la propia señal indica que la carga y descarga empieza a las nueve. Y no sé si lo que pretende el Ayuntamiento es que los comerciantes también paguen ahora el aparcamiento para sus clientes. Para que tengan una hora gratuita, los comerciantes tienen que pagarlo. Y la situación es muy preocupante, hay comerciantes que se están planteando dejar la sociedad, irse con sus puestos a otro sitio. Esto va a desembocar en que la sociedad desaparezca si no se toman medidas cuanto antes”, incidió ayer la edil Esther Llamazares.

El PP interpeló el viernes al gobierno local sobre este asunto en el Pleno ordinario de abril. Sobre la situación económica del Mercado de Avilés, el concejal Pelayo García explicó que se está recabando documentación “para ver si procede o no” dar el visto bueno al acuerdo entre la entidad bancaria y la sociedad sobre la hipoteca. En cuanto a las compensaciones por la crisis del covid, dijo: “Estamos intentando acelerarlo”. Pero en la plaza dicen no tener noticia alguna sobre esas compensaciones pese a que “el expediente se empezó a tramitar en junio”.

Compartir el artículo

stats