Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias pide a Maroto la “defensa cerrada” de los fabricantes de estructuras eólicas

Preocupación en el Principado por la amenaza de Estados Unidos de imponer aranceles a la avilesina Windar por supuesto “dumping”

Tramos de torres eólicas fabricadas en Windar, en el puerto de Avilés.

Tramos de torres eólicas fabricadas en Windar, en el puerto de Avilés. Mara Villamuza

Preocupación en el Gobierno regional por la amenaza de Estados Unidos de imponer aranceles a las importaciones de las empresas españolas fabricantes de estructuras y componentes para el sector de la energía eólica española, entre ellas la avilesina Windar Renovables. El Gabinete de Joe Biden defiende que al menos siete compañías españolas, entre ellas la asturiana, han estado vendiendo componentes para eólicos por debajo de un precio razonable en el mercado estadounidense (“dumping” o competencia desleal). Desde la Consejería de Industria demandaron ayer a la ministra Reyes Maroto una “defensa cerrada” de los fabricantes de estructuras eólicas frente a esas denuncias. La responsable de Industria aseguró que el Gobierno ya está trabajando en esa línea.

El consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández, planteó esta demanda a Maroto en la Conferencia Sectorial de Industria y Pyme. Fernández aprovechó para mostrar la preocupación del Gobierno de Asturias ante unas denuncias que, en su opinión, carecen de fundamento y “solo buscan impedir” la entrada de compañías como Windar “en la ambiciosa agenda de la eólica offshore (eólica marina) anunciada por la Administración Biden”.

La ministra Reyes Maroto aseguró que su Ministerio ya está trabajando con las empresas y con la Asociación Empresarial Eólica en la elaboración de un expediente de alegaciones al procedimiento abierto por el Departamento de Comercio de Estados Unidos. En este sentido, ha solicitado la colaboración de las comunidades autónomas con las empresas afectadas para que aporten sugerencias al escrito de apelación.

“Estados Unidos se defiende frente a la industria eólica española, que cuenta con una experiencia acreditada y ha avanzado en la curva de aprendizaje en la fabricación de componentes desde hace años, lo que les convierte en un sector altamente competitivo a nivel mundial en calidad, tecnología y costes de fabricación. Si Europa quiere liderar desarrollos industriales y tecnológicos en el sector de las energías renovables deberá estar atenta a este tipo de zancadillas”, aseveró Enrique Fernández.

Desde la patronal asturiana (la FADE) vienen tachando de “auténtica barbaridad” la posibilidad de que Estados Unidos imponga “barreras en los mercados globales” con aranceles que podrían llegar al 73%.

Compartir el artículo

stats