DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Afronta 8 años acusado de robar a cuatro menores en Avilés en diciembre de 2020

Los asaltos se produjeron en el parque de Ferrera y en la calle Fuero - El juicio se celebra mañana en el palacio de justicia avilesino

Agentes de la Policía Local, patrullando en el parque de Ferrera.

Agentes de la Policía Local, patrullando en el parque de Ferrera. Ricardo Solís

Un joven veinteañero afronta ocho años de prisión acusado de robar a cuatro menores en Avilés en diciembre de 2020. Los asaltos se produjeron en el parque de Ferrera y en la calle Fuero. El juicio se celebra mañana en el Juzgado de lo Penal número 2 de Avilés. Se da la circunstancia de que el procesado, que está en prisión, es reincidente.

Los hechos que llegan a juicio se remontan a finales del pasado año. El 9 de diciembre, el ahora acusado se dirigió a dos chavales de 16 años que estaban paseando por el parque de Ferrera y en tono intimidatorio les conminó a entregarles todo lo que llevaran encima, llevándolos a una zona más alejada y menos iluminada.

Siempre según la versión del Ministerio Público, "tras entregarle uno" de de ellos "los diez euros que llevaba, el acusado se percató de que intentaba esconder un teléfono móvil en su pantalón, momento en que se lo arrebató de la mano, le solicitó las claves de acceso y, tras comprobar que se trataba de un dispositivo Apple con sistema de rastreo, se lo devolvió".

"Me he quedado con vuestras caras"

Acto seguido, prosigue la Fiscalía en su escrito de acusación, cacheó al otro menor, palpándole los bolsillos de la chaqueta y del pantalón, conminándole en actitud amenazante a que le entregara el dinero que llevara. Tras comprobar que no tenía nada de efectivo, le exigió la entrega de su teléfono móvil, marca Motorola, tasado pericialmente en 150 euros. A continuación, el acusado introdujo las claves de acceso ("atemorizado, le había facilitado dos"), reseteó el dispositivo, se apoderó del mismo y se marchó, volviendo a intimidar a los menores, a los que dijo: “No me busquéis problemas, que Avilés no es muy grande y si quiero os vuelvo a encontrar porque me he quedado con vuestras caras”.

El ladrón volvió a actuar cuatro días después, según el Ministerio Público. A las 18.40 horas del13 de diciembre de 2020, se dirigió a dos chicos de 17 años que caminaban por la calle Fuero de Avilés y, tras preguntarles si tenían un cigarrillo, les conminó a entregarles todo lo que llevasen de valor. A uno le arrebató el móvil (tasado en 150 euros) tras propinarle un fuerte empujón y al otro le quitó los dos euros que tenía, sostiene la Fiscalía. Y abandonó el lugar, diciéndoles: “Y esto no se lo digáis a nadie, desfilando”.

La Fiscalía considera que estos hechos constituyen dos delitos de robo con violencia e intimidación en los que concurre la agravante de reincidencia. El acusado, que se encuentra en prisión provisional por esta causa, afronta cuatro años de prisión por cada presunto delito.

 

Compartir el artículo

stats