Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salinas, baño para todos

El arenal castrillonense estrena la silla anfibia para discapacitados y una grúa que transforma un proceso “molesto y laborioso” en una tarea “sencilla”, celebran los usuarios

5

Silla anfibia para discapacitados en Salinas M. M.

“Con que podamos ayudar a una persona con movilidad reducida a darse un chapuzón en el mar, ya nos damos por satisfechos. Nos produce una alegría enorme”, comentaba la concejala de Derechos y Servicios Sociales del Ayuntamiento de Castrillón, Carmen Piedralba, ante el estreno, ayer, de la silla anfibia de la playa de Salinas.

Junto a ello se procedió a la demostración del funcionamiento de la grúa donada por Asturiana de Zinc para facilitar el traslado de los usuarios de silla de ruedas a la silla anfibia. “Hemos visto que en el baño adaptado para personas con discapacidad, están guardando la grúa donada y la silla anfibia, y el espacio se reduce y la gente no puede cambiarse dentro” subraya el presidente de la Asociación de Discapacitados Físicos de Avilés y Comarca (Difac).

Desde la entidad han pedido a la Alcaldesa de Castrillón una caseta cerca del baño adaptado, para que puedan cambiarse sin problemas. “Nos dijeron que lo iban a estudiar. Siempre nos escuchan y nos apoyan, saben que somos un grupo vulnerable”, remata Manuel Cubero. Para solicitar el uso del anfibuggy (silla anfibia) basta con acercarse a la caseta de salvamento o a los distintos puestos situados a lo largo del arenal.

El grupo, durante la presentación en la playa de Salinas.

Durante la jornada de ayer se hizo una demostración de cómo emplear la grúa para trasladar a la persona de su silla de ruedas a la anfibia y el proceso inverso, tras el baño en el Cantábrico. Manuel Cubero, presidente de Difac, señala que esto antes era un proceso molesto y laborioso, pero que ahora, gracias a la grúa, es sencillo.

Compartir el artículo

stats