Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estos son los dos municipios asturianos más ricos (por su calidad de vida e industria)

Sadei destaca que la “potente” actividad industrial genera empleos de calidad, a lo que se suman buenas comunicaciones y un ocio activo

Ambiente en el centro de Avilés, en la calle La Cámara. | Ricardo Solís

Ambiente en el centro de Avilés, en la calle La Cámara. | Ricardo Solís Ricardo Solís

La industria, la conectividad y la calidad de vida son las claves que explican por qué Avilés y Castrillón son el segundo y el tercer concejo más ricos de Asturias, según el último estudio sobre la renta de los municipios elaborado por la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei). Una potente actividad industrial conlleva un empleo de calidad, y eso supone consumo. Si a eso se suman la proximidad de infraestructuras que facilitan rápidos desplazamientos, buenas comunicaciones, un urbanismo que aporta calidad de vida y el ocio activo, ya se consigue, según los expertos, el cóctel necesario para asentar población e incluso aumentarla, como ocurre en el concejo castrillonense.

Los datos corresponden al ejercicio 2018, cuando la renta media regional por habitante se situó en 18.645 euros. Avilés se mantuvo en el segundo puesto –por detrás de Oviedo– con 19.104 euros, y Castrillón ascendió dos escalones respecto de 2016, para llegar a los 19.027, superando a Gijón (18.988 euros).

Ramiro Lomba, director de Sadei, señaló que “hay concejos que por tienen condiciones para tener rentas altas, y son los que tienen actividad económica”. Llaman así la atención Siero, Noreña y Navia. “Las empresas asentadas en ellos generan empleos de calidad y salarios que permiten capacidad de consumo”, lo que revierte en la economía del municipio y la región.

También hay otros, como los correspondientes a las cuencas mineras, con elevadas rentas por las prejubilaciones y jubilaciones.

Avilés mantiene su segundo puesto en renta por habitante, y Castrillón sube al tercero, ambos de la mano de la industria. “El ejercicio 2018 correspondió con unos resultados de ArcelorMittal en máximos históricos y buenos resultados, en general, de las multinacionales y empresas asentadas en Avilés tras los duros años de la crisis económica. Era la recuperación”, señaló Ramiro Lomba. Además, en el caso de Castrillón, está Salinas, localidad costera atractiva para muchos ejecutivos de estas compañías, y otras áreas, como Piedras Blancas, donde se han asentado familias jóvenes “en activo y por tanto con una renta superior a la de las jubilaciones”, añadió.

La alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín (PSOE), señaló que, la posición de Avilés “seguramente tiene mucho que ver con el trabajo que se ha hecho en los últimos años de diversificar la economía, pero mantener un producto interior bruto muy alto en industria. Y también con el modelo de ciudad que hemos construido, cómoda, amable, con muchas zonas verdes, peatonales y buenos servicios para desarrollar un modelo de vida cómodo. La riqueza no se mide solo en términos económicos, sino que tienen que ver con otros indicadores que son necesarios para tener unos estándares de calidad de vida altos. Y además, entra en la ciudad del cuarto de hora”. Calidad de vida.

Yasmina Triguero (IU), alcaldesa de Castrillón, destacó que en este municipio “es un buen lugar en el que vivir, y además existe una estructura de economía diversa donde la industria tiene un peso muy importante que se refuerza de momento y que genera salarios dignos, y donde su paisaje y patrimonio cultural está siendo un foco tractor de turismo creciente. Además, el sector ganadero y agrario, aunque no ha desaparecido, y tiene el aeropuerto y el puerto, dos polos estratégicos en la generación de economía”. También resaltó las políticas públicas en la lucha contra la exclusión social y una activa vida cultural, deportiva y de ocio que ayudan a que la población se sienta cómoda y a gusto.

Compartir el artículo

stats