Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manuel Hernández: “Los fondos europeos deben dedicarse a la actividad productiva”

El economista avilesino defiende el “Modelo Avilés” e impulsar la inversión empresarial y los centros de investigación para un crecimiento sostenible

Manuel Hernández Muñiz, en primer término, al inicio de la conferencia. | Miki López

Los fondos europeos se presentan como una gran oportunidad para Avilés, que debe aprovechar su potencial en capital humano, suelo industria, infraestructuras y la presencia de importantes empresas y multinacionales y la presencia de potentes centros de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) para atraer talento, impulsar su transformación industrial, crear empleo y lograr la cohesión social y sostenible. “Lo que hay que hacer lo van a hacer los empresarios. Es el momento de las actividades productivas. Esta década será crucial”, aseveró.

Manuel Hernández Muñiz, doctor en Ciencias Económicas y Empresariales, profesor en la Universidad de Oviedo e investigador de Hispalink-Asturias, ofreció ayer en Avilés, su ciudad natal, la conferencia titulada “Fondos Europeos para un desarrollo local, con los pies en el suelo y con cabeza”, organizada por la asociación cultural La Serrana. En ella analizó los millonarios fondos que va a movilizar la Unión Europea y su posible aprovechamiento desde un punto de vista local. Para ello se refirió al bautizado como “Modelo Avilés”, reconocido por la Unión Europea al ser una de las primeras ciudades de España, de más de 50.000 habitantes, al aprobar y cofinanciar con Fondos FEDER su Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado. Se trata básicamente de utilizar las ayudas europeas para impulsar un crecimiento económico sostenible e integrador basado en el conocimiento y la innovación.

El profesor Hernández Muñiz explicó que en este momento confluyen la finalización del ciclo de inversión del periodo 2014-2020 con la apertura de periodo presupuestario 2021-2027. Y a estos se une el programa “Next Generation EU”, diseñados para inyectar cuantías millonarias que permitan a los estados miembros una rápida recuperación económica tras la hecatombe que supuso la pandemia de covid-19.

“Cuando se diseñó este plan no había certidumbre de que fuera a haber una vacuna, pero a finales de año ya hubo varias, y eso permitió que la economía se recuperara rápidamente. Así que nos encontramos con un marco financiero ampliado y hay que poner mucha cabeza en su uso”, señaló Manuel Hernández.

El siguiente paso en la conferencia fue exponer cómo se han ido aplicando los fondos europeos en la transformación de Avilés. Así, se refirió a la puesta en marcha del Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA) y la oportunidad que supone ahora poner a disposición de la industria verde y del conocimiento los suelos que ocupan las antiguas baterías de coque de Arcelor-Mittal. En ese contexto se refirió a cómo las empresas avilesinas han sabido aprovechar las oportunidades transformándose y abriendo nuevos mercados.

Uno de los ejemplos es Windar Renovables, del grupo Daniel Alonso, a la que calificó como empresa “unicornio”, aunque no lo sea exactamente, porque se denomina así a empresas privadas que alcanzan el éxito con poca inversión inicial y que no cotizan en Bolsa. Pero es equiparable por no cotizar y por tener una capitalización estimada para salir a bolsa de 1.000 millones de euros. “Es un caso clave que me sirve como ejemplo, aunque hay más en Avilés. Son compañías a las que se les ha permitido crecer aprovechando los medios que tiene en el territorio, en el ámbito local, pero que ha sabido buscar nichos de negocio y mercados”, señaló el profesor avilesino.

El gran desafío ahora es aprovechar los fondos europeos para atraer talento y que Avilés pueda continuar su transformación en la liga europea, y mundial.

Compartir el artículo

stats