Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El reparto de los cupos deja solo 49 toneladas de merluza para la pesca de “pincho”

La flota de bajura, sin los barcos de cerco, podrá capturar este año 8.897 toneladas de xarda

El pescadero avilesino Samuel Guillén muestra una merluza “de pincho” de diez kilos.

La apreciada merluza del “pincho”, la más fresca y mejor tratada en el proceso que la lleva del mar a la mesa, ve disminuir este año sus posibilidades de captura en el Cantábrico a menos de 50 toneladas: exactamente 48.990 kilos, que son los que la Secretaría General de Pesca ha asignado al sector del pincho para todo 2022.

Esta cantidad únicamente se podría ver incrementada si España negocia intercambios de cuotas pesqueras con otros países, los llamados “swaps”. La pesca del pincho, un arte que dio fama a los pescadores de Cudillero, la practican las embarcaciones más artesanales y selectivas de toda la flota, lanchas tripuladas por una o dos personas que usan para la captura de los ejemplares hilo y anzuelos.

El colectivo asturiano de pescadores de pincho se muestra quejoso desde hace años por la paulatina reducción de sus posibilidades de pesca de merluza, cosa que no entienden cuando precisamente su característica de trabajo fundamental es la selectividad (discriminación entre especies y selección de tamaño), uno de los objetivos que proclama la Política Pesquera Comunitaria (PPC).

El resto del cupo de merluza litoral asignado a España en el transcurso de la negociación desarrollada el pasado mes de diciembre en el seno del Consejo de Ministros de Pesca de la UE queda repartido así: 3.395,6 toneladas para el arrastre de fondo del Cantábrico, 449,7 toneladas para el palangre de fondo del Cantábrico, 909,7 toneladas para la volanta del Cantábrico, 651,6 toneladas para barcos de artes menores, 137,6 toneladas para arrastreros portugueses y 305,7 toneladas para la pesca en aguas del Golfo de Cádiz. En total se han repartido 4.899 toneladas.

Respecto a otras especies de alto interés comercial para la flota asturiana, el reparto de la cuota de caballa queda del siguiente modo: 6.916 toneladas para el arrastre de fondo, 8.252 toneladas para la flota de cerco y 8.898 toneladas para las embarcaciones que usan artes distintos a arrastre y cerco. Esta costera no empezará, como mínimo, hasta marzo.

Compartir el artículo

stats