Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Siete de cada diez denuncias de la Policía Local de Avilés se deben a infracciones en la zona azul

Los agentes registran el número más alto de detenciones en la ciudad desde 2009, con 373 en 2021

Un policía local de Avilés realiza un control de alcoholemia. Mara Villamuza

Fue 2020 el año que lo cambió todo. También la forma de delinquir. Con el 2021 regresó parte de la vieja normalidad a las calles, y la Policía Local de Avilés registró un aumento importante de trabajo. La memoria del cuerpo municipal avilesino, 119 folios, destaca, por ejemplo, un aumento significativo del número de detenciones: de 299 en 2020 a 373 el año pasado; un 87,4 por ciento hombres. Solo se superó la barrera de los trescientos arrestados en la ciudad en los años 2008 y 2009. Figura también que el servicio de grúa realizó una media diaria de casi seis intervenciones: la calle con más vehículos retirados (45), la avenida de la Constitución. Esto va ligado también al aumento de denuncias por infracciones relacionadas con el estacionamiento regulado (ORA): los controladores registraron 24.300 denuncias el año pasado, 4.477 más que en 2020, aunque la mitad se anularon, y la Policía Local 9.770, otras 4.000 más que el primer año pandémico. La mayoría (52 por ciento del total) por rebasar el tiempo máximo en las zonas ORA y estacionar sin ticket, otro diecinueve por ciento a sumar.

Entre las infracciones más repetidas (de tramitación municipal) en 2021 destaca, asimismo, en orden de más a menos: no respetar los límites de velocidad, estacionar en zona de carga y descarga, estacionar en carriles de circulación, en lugares prohibidos reglamentariamente, en zonas destinadas al paso de peatones, por circular con una tasa de alcohol superior a la permitida, con presencia de drogas en el organismo o por estacionar en doble fila. Como curiosidad: la calle con más infracciones registradas es La Cámara, seguida de cerca por la avenida de Los Telares. La que menos, de un listado de doce, Jiménez Díaz y Severo Ochoa, ambas en el barrio del Carbayedo.

De las denuncias remitida a la jefatura provincial de Tráfico (2.700) figuran como principales: no haber pasado la ITV, circular sin seguro, con la inspección técnica desfavorable o con la autorización administrativa caducada. En este caso consta también un notable incremento: en 2021 se remitieron a Tráfico 2.700 denuncias, la cifra más alta desde el año 2008, según los datos facilitados por el cuerpo policial. En este caso es la avenida de Cervantes la que lidera el ranking de infracciones seguida de la avenida de Gijón y Santa Apolonia.

Con la llegada del año 2021 en Avilés aumentó también el número de siniestros de tráfico: se registraron 512 entre los doce meses del año pasado, 68 más que en 2020 pero menos, como dato positivo, que en 2019 y muy lejos de los 988 casos contabilizados, por ejemplo, en 2008.

Del total de siniestros, el 31 por ciento fueron colisiones, un 19 por ciento choques y un siete por ciento atropellos, entre otros. Las vías de circulación con mayor número de accidentes de tráfico son, de mayor a menor número, Emile Robin (hubo en 2021 un total de 18 accidentes, la mayoría posiblemente relacionados con el bolardo que regula el acceso a la citada vía) y la avenida Conde de Guadalhorce. La carretera AS-238 que comunica Avilés con Luanco, Fuero de Avilés, avenida de Los Telares, la glorieta de Buenavista y Gutiérrez Herrero también destacan como “puntos negros” en la ciudad.

En cuanto a los accidentes de tráfico con heridos, siempre según la memoria de la Policía Local correspondiente al año 2021, hubo 214, ocho más que en 2020. Hubo tres fallecidos en las carreteras avilesinas el año pasado.

De las 421 pruebas de alcoholemia realizadas por infracciones graves, el 70% fueron positivas

Los agentes de la Policía Local de Avilés realizaron el año pasado un total de 1.528 etilometrías a otros tantos conductores: 303 por accidentes, con un 19 por ciento de positivos registrados; 804 en controles preventivos y 421 por infracciones graves, en este caso con un 70 por ciento de positivos al volante. Instruyeron asimismo 160 atestados. De las más de 1.500 pruebas realizadas, el 85% fueron a hombres. Por meses fue en junio y septiembre cuando se detectaron a más conductores ebrios al volante y febrero, el que menos. En función de la hora, la mayoría de las pruebas con resultado positivo se realizaron entre la una y las tres de la madrugada.

En cuanto a los controles de drogas, los agentes avilesinos realizaron un total de 316: el 72 por ciento dio resultado positivo. En este caso también la mayoría de las personas sometidas a la prueba fueron hombres (las mujeres representan el cinco por ciento del total). En este caso los test se realizaron por infracciones, en controles preventivos y por siniestros de tráfico. Fue agosto el mes con más casos. Respecto a los tipos de droga detectada a los conductores predomina la cocaína y el cannabis; por detrás, con números mucho menores, los opiáceos, anfetaminas y metanfetaminas. Los policías destacan en su memoria anual que algunos conductores dieron positivo en varios tipos de droga.


Compartir el artículo

stats