Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Armando Campa, traumatólogo: “Hoy se pone prótesis para seguir corriendo o andar en bici”

“Cuantos más años vivimos, más posibilidades tenemos de que una articulación se gaste”, explica el especialista

Armando Campa, a la izquierda, con Gerardo González, antes de la conferencia en La Serrana. Inés Escandón

“Cada día, la persona de 85 años es más joven: la calidad de vida ha mejorado mucho y esto significa que se pueden poner prótesis a personas de edad cada vez más avanzada, aunque siempre se tiene en cuenta el estado general del paciente”, sentenció ayer Armando Campa, especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica, que ofreció una conferencia organizada conjuntamente por la asociación cultural La Serrana y la nonagenaria Asociación Atlética Avilesina, de la que el médico formó parte como jugador de la sección de balonmano. Habló Campa de la cirugía de las fracturas y las artroplastias de cadera, rodilla, hombro y codo.

“Las prótesis están aconsejadas en aquellas personas que tienen un dolor en una articulación por fractura o por desgaste que no pueden hacer una vida normal porque los tratamientos conservadores, con fármacos, rehabilitación o infiltraciones, no funcionan. A estas personas hay que cambiarles la articulación gastada por una artificial, y cuantos más años vivimos más posibilidades tenemos de que una articulación se gaste”, explicó el especialista avilesino, dedicado especialmente a la patología de rodilla y hombro y, sobre todo, a la cirugía artroscópica y lesiones deportivas.

El traumatólogo con consulta en el Centro Médico de Oviedo y en la policlínica Rozona en Avilés destacó que, al igual que los ancianos se pueden beneficiar de estas herramientas artificiales, cada día se colocan prótesis a gente más joven y con mejores resultados. ¿Los beneficios? “Se recupera calidad de vida. Hay gente que se pone prótesis para seguir saliendo en bicicleta o para correr, aunque esto último no es lo más habitual”, puntualizó.

Una vez con la articulación artificial, el paciente debe seguir unos cuidados básicos que se dividen en distintas fases. “Con una prótesis de cadera, por ejemplo, se deben evitar, en primer lugar, las posturas extremas que puedan luxarla. Luego se deben evitar fracturas alrededor de la prótesis que tendrían un tratamiento complejo. Y se deben cumplir con las revisiones médicas periódicas para, en caso de problemas, poner remedio a tiempo”, sentenció el doctor, que recomendó: “Lo que se necesita es que el paciente ponga mucho de su parte para recuperar su vida anterior a la prótesis y mantener el tono muscular”.

Compartir el artículo

stats