Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comarca mantiene a raya el termómetro

Avilés y su área de influencia registraron en julio la temperatura media más baja del centro de Asturias, por debajo de los 20º

Marcelino Andrea, sudoroso en una calle de Avilés el pasado mes de julio. | MARÍA FUENTES

El tiempo en julio se caracterizó en Asturias, según el informe que elabora mensualmente la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología, por las altas temperaturas, las escasas precipitaciones y la abundante insolación. De hecho, en términos generales fue el julio más cálido de la serie histórica que comienza en 1961, el segundo con las mínimas más altas y el tercero con las máximas más extremas.

Pero el análisis pormenorizado de esos datos permite hacer otra lectura: a excepción de las estaciones de control meteorológico de Degaña y Taramundi, la del Aeropuerto de Asturias, sita en Castrillón, arroja el valor medio de temperatura más bajo de la región: 19,6º. Oviedo registró 20,9º; Gijón, 21º; Soto la Barca, 21,7º; y Amieva, 21,2º.

Compartir el artículo

stats