Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hoteles de la ciudad, a tope hasta después de San Agustín

Los peregrinos del Camino de Santiago, familias y muchos jóvenes completan las plazas hoteleras con cifras de récord

Un grupo de turistas, ayer al mediodía, en El Parche. MARA VILLAMUZA

Avilés cuelga el cartel de completo. Los hoteles de la ciudad están ocupados en su totalidad, y la previsión es que siga siendo así al menos hasta que pasen las fiestas patronales de San Agustín. La mayoría de los visitantes son nacionales y, frente a lo que ocurría en años anteriores, no son de paso, sino que se quedan como mínimo tres y cuatro días. Son fundamentalmente familias, y muchos, muchos, peregrinos del Camino de Santiago.

Daniel Rodríguez, director de Zen Balagares, señaló que "agosto es un mes que siempre funciona muy bien" y añadió que este año "estamos a punto de batir el récord que alcanzamos el año pasado". Los precios son similares a los del año pasado, cuando habían subido tras la pandemia, lo que permite mantener "una dinámica muy buena, con cifras estupendas", añadió.

Aida Iglesias, directora del hotel OCA Villa de Avilés, confirmó que "este fin de semana y puente estamos al 100%, son fechas de vacaciones por excelencia en todo el país y la ocupación está a tope, pero además la previsión es muy buena. Aunque queda algún hueco, en general estamos completos hasta final de mes". En cuanto al perfil del viajero, destacó la elevada presencia de peregrinos del Camino de Santiago. En cuanto a las nacionalidades de los turistas, "en un 70% son españoles y un 30% extranjeros".

Otro de los establecimientos hoteleros de la ciudad es Alda Hoteles, que también ha colgado el cartel de completo. "Y el resto de la semana estamos, con las reservas actuales, en una media de ocupación del 70%, una cifra que se irá incrementando. De hecho, esperamos estar completos toda la semana, tal y como llevamos haciendo todo el mes de agosto. Tenemos reservas de una noche y dos, pero predominan las estancias de tres noches o más", indicó Raquel Silva.

La tónica es la misma en el céntrico hotel 40 Nudos, ubicado en el casco histórico. "El verano está siendo muy bueno, y tenemos una ocupación próxima al 100% incluso hasta mediados de septiembre", señaló su directora, María José Arias. También destacó la elevada presencia de peregrinos, "muchas familias y también mucha gente joven", e hizo hincapié en que "las estancias son más largas, como mínimo de tres noches. No son visitas de estar un día, dormir y marchar".

Y lo mismo ocurre en el Don Pedro, situado también en el caso histórico, a escasos metros del anterior. Su director, Julio Álvarez señaló que para la primera quincena de agosto, "hay más personas de vacaciones, y entonces se realizan las reservas con más antelación, igual que en julio". Pero si este puente el hotel estaba completo, la previsión es que se mantenga la tónica hasta que pasen las fiestas de San Agustín.

Los directores de los hoteles avilesinos prefieren disfrutar de este momento dulce y no pensar en el otoño. "Hay actividades y algún congreso previsto. Siempre es bueno, pero no es desestacionalizador. Vamos a ver cómo evoluciona el otoño teniendo en cuenta las previsiones de crisis que anuncian", resumió Julio Rodríguez.

Compartir el artículo

stats