Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La industria eólica avilesina expande su sector auxiliar, que ya da empleo a 600 personas

Unas 150 empresas asturianas, entre las que abundan firmas con alta especialización e ingenierías, forman una red cada vez más tupida

Parte del centro de I+D+i de Windar Technology and Innovation ubicado en Avilés. MIKI LOPEZ

Windar Renovables, la multinacional avilesina fabricante de torres para aerogeneradores y estructuras para la industria eólica marina, genera más de 600 empleos directos en otras aproximadamente 150 empresas asturianas. Una cifra que aumenta en los momentos de mayor carga de trabajo y que equivale a tres empleos inducidos por cada cuatro propios. La compañía, asentada en el Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA) y que opera a través del puerto de Avilés, tiene asegurada caga de trabajo para alimentar esa red de empresas colaboradoras más allá de 2025, y su cartera de pedidos sigue creciendo. Uno de los mayores desafíos es aumentar la capacidad y productividad al mismo ritmo que aumentan sus contratos millonarios en un ecosistema altamente competitivo.

La multinacional avilesina, líder mundial en la fabricación de aerogeneradores gigantes y la única que fabrica todo tipo de cimentaciones para su instalación en el mar, cuenta con una plantilla global de 1.600 empleados en el conjunto de las fábricas del grupo en el mundo. De ellos, 800 están en Asturias. Pero casi genera otros tantos empleos en el Principado a través de sus actuales proveedores. Entre ellos hay desde ingenierías y empresas altamente cualificadas en soldaduras y pintura hasta servicios de vigilancia y de limpieza. También existen firmas con muy pocos empleos que se mantienen en el mercado con los pedidos que les adjudica la compañía de aerogeneradores. Fuera de esta ecuación está ArcelorMittal como proveedor de la materia prima, el acero.

En el caso de las empresas de más alta cualificación, varias tienen un elevado número de empleos que se dedican en exclusiva a atender las necesidades de Windar. De hecho, una parte de ese personal trabaja a diario en las instalaciones de la multinacional en Avilés. Por ejemplo, el que se dedica a soldadura y a los revestimientos de las torres eólicas, además de los que realizan los controles de calidad externos, que se suman a los de la propia Windar y a los de sus clientes.

La compañía desarrolla proyectos en red con empresas intensivas en conocimiento y emplea refuerzos que suman hasta medio centenar de ingenieros altamente cualificados que trabajan codo con codo con los de la propia firma.

Y no solo eso. Las torres eólicas que se fabrican son cada vez de mayores dimensiones, lo que obliga a invertir permanentemente en nueva maquinaria, explican fuentes de la empresa. Algunas de esas máquinas tecnológicamente avanzadas son de nueva fabricación, pero otras son desarrolladas por la propia compañía, que subcontrata su readaptación para conseguir una mayor seguridad y eficiencia a la hora de manejar las enormes piezas que conforman las torres eólicas.

Los clientes principales de Windar en el caso de las torres eólicas en tierra (on shore) son Vestas y Siemens Gamesa, además de General Electric y Acciona-Nordex, y para las que se instalan en el mar (off shore) son fundamentalmente Iberdrola y Ocean Wind (EDP).

Sólo para Iberdrola, la multinacional avilesina acomete la fabricación de medio centenar de piezas de transición para el complejo eólico marino Baltic Eagle, que se desarrollará en el mar Báltico (Alemania). También se encargará de suministrar componentes para el parque eólico marino Vineyard Wind 1, que la energética española está desarrollando en EE UU.

"La experiencia y la trayectoria de los profesionales que trabajan en Windar son fundamentales para sacar adelante todos estos proyectos y los que están en cartera. Desde los ingenieros hasta los jefes de proyecto y el personal que desarrolla su trabajo a diario en nuestras instalaciones garantizan la más alta calidad de los productos", remarcaron fuentes de la propia multinacional avilesina.

La apuesta por las energías renovables está provocando que muchos países impulsen la construcción de parques eólicos marinos y terrestres, con aerogeneradores cada vez de mayor volumen y capacidad para conseguir la máxima potencia de generación eléctrica con el menor impacto medioambiental. Una apuesta que abre las puertas a un incremento de los proyectos a los que Windar ya opta con el objetivo de aumentar su capacidad productiva y generar más empleos en Asturias, aseguran desde la multinacional avilesina.

Marián Martínez

Automatizar los procesos para fabricar torres en serie

El centro de I+D+i Windar Technology and Innovation asentado en el Parque Empresarial Principado de Asturias está centrado en el desarrollo de nuevas tecnologías y sistemas para mejorar los procesos industriales y conseguir reducir costes, optimizar la seguridad laboral y avanzar en la sostenibilidad. Con estos objetivos, la multinacional se ha enfrascado en la automatización y digitalización de sus propias máquinas para fabricar y montar las torres eólicas. Todo ello de la mano de la economía circular, con la valorización de los residuos de pintura para, por ejemplo, fabricar asfaltos. Las 25 personas que trabajan en este centro de I+D+i desarrollan numerosos proyectos con centros tecnológicos, como Idonial, la Universidad de Oviedo y empresas asturianas, nacionales e internacionales. "Se trata de conseguir la máxima eficiencia y competitividad para mantenernos líderes en el mercado mundial", afirman desde la multinacional.

Compartir el artículo

stats